Movimiento Patriótico de Liberación Nacional y de Defensa de la Patria.

En resumidas cuentas la idea es :organizar un Movimiento Nacional de rescate patriótico que cuente con un amplio programa que levante al pueblo y que contenga una propuesta de cómo organizar la nueva nación que surja de ahí.


Deja un comentario

En cuanto a los diputados y el poder legislativo y la necesidad de una nueva Constitución. El poder legislativo debe rendirle cuentas a sus distritos mediante asambleas populares distritales.

Es una aberración que los diputados estatales y federales no tengan la obligación
constitucional de rendirle cuentas a sus distritos.
Es cierto que dan “informes” pero estos dejan mucho que desear y regularmente sóloacuden a estos, sus amigos y los correligionarios de su partido.
Esto debe cambiar y deben instituirse las Asambleas Distritales Populares en cada distrito estatal y/o federal (existen sitios en la República donde hay variables en sus zonas de jurisdicción).
Reflexiona, no es posible que las y los diputados en funciones, jamás tomen en cuenta a los habitantes de su distrito para tomar sus decisiones en materia de emisión de leyes.
La ó el legislador, debe celebrar asambleas públicas con sus representadas y representados distritales, para discutir las legislaciones que proponga o las que este conminado a aprobar o desaprobar según sea el caso.
La funcionalidad de esas asambleas no es complicada, si tomamos en cuenta la constitución de los Comités de Colonia, Barrio y/o Comunidad que proponemos.
Por otro lado, no debemos olvidar que al inicio de nuestra vida constitucional derivada de la carta magna del 17, existía un diputado por cada 60 mil habitantes, lo cual fue reducido por Obregón para ejercer un mejor control sobre el Congreso de la Unión.
También es importante tomar en cuenta, que todas las naciones civilizadas del mundo no osan ejercer la legislación sobre la existencia de diputados que representen más de 100 mil ciudadanas y ciudadanos.
Debemos razonar y concluir que en realidad nos falta representación popular en las cámaras. Lo que en todo caso debe de hacerse, para que aumente su número, es que deben de reducírseles las dietas.
No nos sobran diputados la verdad es que nos faltan, sólo que no deben percibir los insultantes salarios que devengan ahora.
Esto es necesario espetárselo a la diputada Nakamura, a la que ya le urge reducir las diputaciones, como si el pueblo de Guadalajara y de Jalisco estuviera debidamente representado en los congresos legislativos.
Sobre su profesionalismo, es cosa de discutirlo, ya que no siempre los más preparados ni los burócratas del poder, son los que deben representarnos, sino los que encarnen más fidedignamente la voluntad y necesidades populares.

. Reforma al funcionamiento y reglamento del Congreso de la Unión.

. Exigimos que las y los regidores (estos cuando se observe la reforma al 115 constitucional.), diputados (as) y senadores (as) plurinominales: sean designados de acuerdo al candidato que haya obtenido más votación constitucional; lo que será de manera sucesiva y proporcional dentro de su institución partidaria organismo u coalición que la y/o lo haya postulado.

. Los recursos para las elecciones deberán entregarse de manera pareja a todas y todos los candidatos y rechazar cualquier preferencia por alguna o algún
candidato.

. De preferencia que el dinero para las campañas sea depositado directamente por la institución respectiva del caso, en la cuenta de la candidata o candidato.
Recordemos que, se supone, que una o un candidato, es elegido por la base
partidaria y no por las cúpulas de los partidos.

. Rechazaremos enérgicamente, que sean ascendidos por dedazo partidario, por acuerdos cupulares y demás arreglos y/o cochupos.

. No debe aprobarse ninguna ley sospechosa de entrega de nuestra soberanía.

. Revisar la ley y el reglamento que rige cada una de las Comisiones de los H.congresos estatales y del federal.

. Revisar la ley y el reglamento que rige la actividad interna del Senado.

. Revisar el reglamento de escalafón y capacitación del poder legislativo en elorden federal y estatal.

. Urge una revolución institucional del poder legislativo que haga que el
ciudadano común tenga acceso a su diputada ó diputado, sin gran dificultad. Que no sea como es ahora que son más infranqueables que el mismo Obama.

. Es demagógica la postura de disminuirlos. Se apoyan en el sentimiento popular que rechaza a los diputados por inútiles y corruptos. Y piensan que quedan bien y se ven como valientes al proponer esa tontería. Cuando lo que debe de plantearse es lo que aquí proponemos: Una Revolución Institucional del Poder legislativo.

. Denunciar como demagógica la propuesta de disminuir el número de
diputados, cuando lo que se debe de hacer es aumentarlos; pero haciendo que exista una reglamentación de Asambleas Públicas Distritales que los obliguen a enfrentar a sus representados cuando menos una vez al mes.

. Debe haber un diputado por cada 50 mil habitantes, con un salario
evidentemente, no superior a lo que gana un obrero. En estas condiciones
mantener la planta legislativa federal, nos costaría un promedio de 3 millones al mes, en cambio con los 500 actuales, que además no nos representan porque no le rinden cuentas a nadie, nos cuestan más de 60 millones.

. Este mismo criterio debe de observarse para los diputados estatales. (Colima tiene un diputado por cada municipio).

. Exigir que los diputados tengan la obligación de consensuar sus propuestas y de dar informes al distrito que representan.

. Para esto demandará que se cree la figura jurídica que permita la
conformación de las Asambleas Populares Distritales para que el pueblo les tome cuentas y les gire órdenes.

. Toda ley que se proponga al congreso, deberá ser consensuada en la
Asamblea Distrital, de tal manera, que los diputados tengan por ley la obligación de informar y consensuar sus propuestas legislativas con los habitantes del distrito que representan.

. Rechazamos la reelección de diputados y senadores y en general de
cualquier posición derivada de la elección popular. ¡No a los diputados o
Senadores de Carrera!

. La cámara de diputados debe transformarse en una Asamblea Nacional, lo cual no significa simplemente cambio de nombre, sino una revolución en sus funciones y relación con sus representados. No importa que para las sesiones tenga que utilizarse el auditorio nacional.

. La Nueva Asamblea Nacional deberá ser la autoridad principal en materia
legislativa

. Debe de desaparecer la Cámara de Senadores por ser un estorbo y trampa
legislativa. En caso de permanecer solamente tendrá carácter consultivo.

. Las Asambleas Distritales que representarían a un promedio de 50 mil
habitantes c/u, serán permanentemente consultadas en asuntos económicos,culturales, de salud, de seguridad, y de justicia.

. Asimismo, se tomaran en cuenta sus opiniones en asuntos del Estado y de la Federación.

. La Nueva Asamblea Nacional decretará una nueva Constitución, la que será discutida y avalada previamente por las Asambleas Distritales Nacionales y Estatales, en coordinación con las Asambleas Populares Municipales las que consultarán con las Asambleas Barriales.

. La Nueva Asamblea Nacional aumentará sus sesiones, pues no es justo que cobren sin legislar, ya que se sabe que ni siquiera leen las propuestas de ley y las aprueban sin haberlas estudiado concienzudamente.

. La Asamblea Nacional podrá ejercer el voto de censura contra el gobierno,
el cual estará obligado a sujetarse a su dictamen. Para esto será suficiente el 50% más uno.

. El congresista que haya presentado una moción de censura y que esta haya sido rechazada por la mayoría, se abstendrá de presentarla nuevamente durante el mismo período de sesiones; a menos que sea distinta.

. Las enmiendas a la Constitución deben ser producto del consenso de la
Asamblea nacional; siempre y que hayan sido aprobadas y discutidas por las Asambleas Populares Distritales nacionales y estatales, lo mismo que en cada Asamblea Municipal y Barrial. Sucesivamente de abajo para arriba y jamás de arriba para abajo.

. Estas propuestas derivan del hecho de que: cada día es más intolerable el
distanciamiento de los diputados con el pueblo; causa por la cual, se siguen haciendo leyes injustas sin consultar directamente al pueblo, mediante asambleas públicas.

. Las Asambleas Publicas deben ser la manera de consulta y decisión. De
ninguna manera los referéndums o plebiscitos, toda vez que estas figuras se prestan a la manipulación y no existe la comunicación verbal y física entre la ciudadanía.

. La verdad es que la figura de la consulta popular, el referéndum y el
plebiscito, en la forma que se maneja actualmente, es pura demagogia y una manera de evadir el bulto, es decir, ocultan el miedo que le tienen los
gobernantes a enfrentarse física y verbalmente al pueblo.

. Al proponer las distintas Asambleas Populares aquí mencionadas, es para
evitar que siga la ineficacia de las y los diputados. Nulidad debida a la falta de vigilancia popular organizada.

. Las alteraciones a las leyes secundarias afectan derechos fundamentales de la ciudadanía y, por lo tanto, son violatorios a nuestra constitución.

Anuncios


Deja un comentario

Podemos lanzar la convocatoria para constituir la “Comisión Popular de Combate al Desempleo”.

Cooperativismo

Esta Comisión hará un padrón de los desempleados y desempleadas existentes en cada municipio y en el estado y, mantendrá una información coordinada con las otras comisiones para acabar con la improductividad que prevalece en nuestra patria.

Es obvio que en el establecimiento de estos centros de trabajo se tomarán en cuenta las necesidades regionales y municipales, para lo cual nos podemos  coordinar estrechamente con distintos municipios.
Un proyecto consiste en apoyar al trabajador que no cuente con los elementos necesarios de su especialidad. Y que se establezca en cada estado y municipio la Comisión Estatal y Municipal contra el Desempleo.

Que en cada colonia, barrio y comunidad, se haga un comité de desempleados, el que plantee proyectos productivos y de servicios para conseguir la creación de pequeñas empresas.

Luchar por el establecimiento de los talleres Nacionales, Estatales y Municipales de Oficios, Artes y Artesanías, porque se diversifiquen esos talleres en  distintas comunidades y barrios, como una fórmula para activar a nuestros expertos desocupados. Este planteamiento consiste en establecer Talleres bien equipados, con recursos de herramienta suficientes de Carpintería, Herrería, Alfarería y Tapicería. Taller de Ajustador que cuente con Fresadoras, Cepillos, Taladros de banco y radiales, Tornos paralelos y revólveres. Que cuente con equipo para realizar trabajos de hojalatería tradicional, domestica, industrial y automotriz con servicio de  repintado. Equipado con taller de Talabartería y de Zapatero. Deberá contar con un Estudio adecuado para pintura artística. etc. etc. Estos talleres pueden  rentar el equipo a desocupados o a gente que le caigan chambas y no tenga herramienta y sitio para hacer el trabajo encargado.
Y que en estos Talleres Municipales se afilie el desocupado o quien ocupe el apoyo.

En estos sitios se deberá apoyar al trabajador que tenga algún oficio, al técnico, al artista, al artesano; desempleado o no. Es decir, a todo aquel que no cuenta con herramienta ni espacios adecuados para realizar sus trabajos.
Concientizar al pueblo, en el sentido que el progreso no radica en los celulares, en los autos, la pavimentación de calles, en las lavadoras, etc.; sino en el consumo alimenticio adecuado, en la salubridad, en la educación, en la seguridad y en el equitativo impartimiento de la justicia.

El cooperativismo es el mejor recurso para combatir la crisis y la miseria
El cooperativismo es la solución por excelencia, ante la crisis actual y, a decir verdad, siempre ha resuelto satisfactoriamente las necesidades de los pueblos.  Este sistema de propiedad social, ha demostrado su eficacia en Quebec del Canadá Católico Francés, en Europa y aquí mismo en México con ejemplos como la refresquera Pascual entre otras cooperativas que son un éxito: autobuses rojos de Colima, Cementera Cruz Azul. Igual que varias cooperativas pesqueras que reditúan beneficios notables a sus socios y, también está el modelo de Cuquío, Jalisco, donde se han organizado cooperativas de producción. Una de ellas empezó con 150 pesos de cada uno de sus miembros y en la actualidad cotizan en la bolsa de Chicago. Es por eso que debemos reflexionar, en que esa es la mejor solución, no solo a la crisis actual, sino en general como medio de solución a la pobreza.

El cooperativismo aparte de ser la mejor, es tal vez la única y más eficaz solución para salir adelante. En realidad para combatir la pobreza que hay en la nación, no podemos aventurarnos, si lo hacemos, coreemos el riesgo de dañar todavía más al país.  Es como la caza mayor, si le pegas el tiro a un rinoceronte en el lugar inapropiado, es muy posible que te mate o te dé un buen susto, ya que arremeterá contra ti con todo lo que tiene. El ejemplo es para daese cuebta ,  que tenemos un enemigo peligrosísimo que se llama miseria, si le disparamos con balas de salva o lo picamos con armas convencionales, no lograremos destruirla y, sí en cambio, conseguiremos aumentarla. Y eso es exactamente lo que han hecho las recetas neoliberales: simplemente aumentar nuestras desgracias. Las que saltan a la vista, sencillamente con nuestro derruido sistema de salud (por dar un ejemplo), el que ya ha enterrado a varias víctimas de la Influenza, por el simple motivo de que no tenemos un sistema eficaz para combatirla. La prueba es que los enfermos en otras partes del mundo se recuperan. Mientras que México es donde más se mueren. Por ese  motivo  el cooperativismo, el que viene siendo una bala certera en la cabeza del monstruo empobrecedor neoliberal. Hay que crear los marcos adecuados para el desarrollo de las cooperativas de producción de servicios y de consumo. A la voz de ¡ya!

Hacerlo así, redundará en la creación de este tipo de alternativas productivas y de servicios entre todas y todos los mexicanos que quieran incorporarse a la vida productiva, como genuinos propietarios de sus centros de trabajo, consumo y servicios (según sea el caso).
Sin duda las cooperativas les permitirán ingresos más dignos, lo que repercutirá (como un efecto multiplicador) en la elevación de su capacidad de consumo y esto activará la economía regional y nacional.

Una vez resuelto el problema productivo a través del cooperativismo, lo demás viene por añadidura. Pues la producción, los servicios y el consumo en manos de la misma gente, crecerán geométricamente y podrán alcanzar, de esa manera, la espiral de crecimiento de la miseria, logrando someterla y superarla finalmente.

En cambio estarle apostando a los dólares devaluados, al dinero falso español (bonos como el que nos quiere introducir la Repsol), lo mismo que a cadenas de saqueo como Wall-Mart y demás transnacionales, como única forma de generar empleo, es hasta  traición al país.

Nosotros no necesitamos inversión extranjera, lo que ocupamos es unidad nacional en torno a un plan Patriótico de producción y de trabajo y, listo.

El subempleo crece cada día más en México  por los bajos salarios y el desempleo
Se necesita apoyar al cooperativismo, pero también, a las pequeñas empresas familiares

Existe una necesidad urgente de empleo productivo y, este, no se genera con trabajo temporal como el que se inventa a través de la obra pública (sobre todo las de relumbrón). Debe quedar claro que la gente que vivimos en las distintas ciudades y pueblos de México, no comemos cemento. Necesitamos empleo, pero sobre todo, de uno que sea generado por la organización de un nuevo y genuino movimiento cooperativista, que nada tiene que ver con el viejo y corrupto cooperativismo impulsado por el PRI y los priistas, ese, que tanto desprestigio le han dado a esa forma de trabajar. Se trata de estudiar y reproducir, con las modificaciones necesarias, el admirable cooperativismo de Quebec, del español y del europeo en general.
Son miles de cooperativas organizadas por el PSOE (Partido Socialista Obrero Español) y por el viejo PCI (Partido Comunista Italiano, ahora Partido Democrático de la Izquierda). Que ahora van a la baja electoral pero las cooperativas siguen ahí.
El pueblo necesita comer, educarse y tener salud. Y es un hecho que la pobreza limita esos servicios, pero eso no se resuelve solamente con inversión empresarial, sino más eficazmente, con la organización de pequeñas empresas familiares y con las cooperativas.
Veamos el ejemplo de Tonalá, Jalisco; de Quiroga, Michoacán; de Moroleón, Guanajuato; de Zapotlanejo, Jal. de Cuquío, Jal. etc.
El caso de Tonalá, es sorprendente, ya que en unos cuantos años se desarrolló en todos los aspectos, lo mismo le pasó a Zapotlanejo y a Moroleón. El caso de Cuquío también es asombroso, trabajo que le toco desarrollar al padre Nacho Virgen (partidario de la Teología de la Liberación), gran impulsor del cooperativismo en Jalisco.

Varios de los bancos extranjeros que ahora operan en México. En sus países de origen que son Inglaterra y España, primero empezaron como cooperativas.
Ahí está la clave del desarrollo, en que muchos trabajen y sean dueños de sus propios medios de producción.

Eso es lo que ha pasado en todas las poblaciones que se menciono . Ahí cada casa es un taller, todo mundo está sobre la producción y la comercialización de sus productos.
Por eso no hay fugas, quedándose todo el producto de su trabajo con ellos y en sus pueblos, lo que se nota en su prosperidad individual y la de sus ciudades.
Esto es lo que se llama en economía, efecto multiplicador, ya que cuando mucha gente trabaja y gana en un nivel de dignidad, todos traen dinero y  gastan y con esto se beneficia el de la tienda de la esquina, el que vende ropa, el que tiene una ferretería, el que tiene vacas lecheras, cerdos, etc.
En cambio no puede haber prosperidad en un pueblo donde la mayoría vive en los límites de la miseria, con una incapacidad pavorosa de compra


1 comentario

Como si todo, antes de que llegaran los neoliberales al poder, hubieran estado mejor

Antes  de que México cayera en la trampa neoliberal que fue tendida por Wall Street: la miseria, la falta de atención médica pública, la corrupción, los crímenes políticos, los atropellos del PRI, etc. etc. etc. eran cosa de todos los días.
Y la democracia jamás existió ni en su más mínima expresión, en esos tiempos de la “gloria” priista. Que era cuando llenaban las urnas, pistola en mano, los gánsteres del PRI. Y jamás ganaba alguien que se opusiera a su reinado de terror.
Quien añore esos tiempos, tal vez ignore o quiere ignorar que el PRI nació por instrucciones de Washington y de Wall Street, ya que era el tipo de institución política que convenía los intereses imperiales.
Solo hay que recordar que nace en 1946 porque el PRM (Partido de la Revolución Mexicana fundado por el divisionario de Jiquilpan), les tenia los pelos de punta a los oligarcas mundiales después de la expropiación petrolera, de la creación del Seguro Social, del reparto de tierras, etc. etc. hazañas realizadas por el general Cárdenas que liquido al viejo PNR (Partido Nacional Revolucionario de Plutarco Elías Calles), por ser un partido de caudillos y transformado en PRM, ya que su intención era aglutinar las organizaciones obreras y campesinas para respaldar con la organización popular, sus históricas decisiones.

También en ese tiempo los profes no tenían el nivel de vida actual, por eso les decían “probesores”, era raro el que traía un auto, y si los traen ahora, es debido a que su lucha les ha costado, irle arrancando beneficios al estado, lo cual está amenazado también por el neoliberalismo.
En cuanto a la persecución política, en ese tiempo antes de la llegada de los neoliberales al poder, la sufrimos tanto los que profesamos una ideología de izquierda, como los de la derecha, ya que no fueron pocos los panistas asesinados, solo baste recordar a los mártires de León en el 48, lo mismo que en Dolores Hidalgo y que decir en san Luis Potosí con el Dr. Nava.
En Guadalajara también el panismo histórico puso varios presos y perseguidos por los regímenes priistas. Igual que en Michoacán y en varios sitios del país. .

Los estudiantes universitarios pagamos con sangre y prisión habernos enfrentado a la corrupción y cerrazón priista del diazordacismo.

Los ferrocarrileros tuvieron que soportar la represión de López Mateos, secretario de gobernación primero y presidente después, que trabajaba al servicio de Wiston Mc. Kinley Scott, jefe de la CIA en México, y que no se olviden los asesinatos que mando perpetrar en las personas de Rubén Jaramillo, dirigente de campesinos en Morelos y también del asesinato del joven abogado defensor de las costureras de Mérida, Yucatán: Efraín Calderón Lara.
Estos son solo algunos pero fueron muchos más. Y eso que fue el mejorcito, ya se imaginaran como estaría el peorcito que fue precisamente Gustavo Díaz Ordaz, que según algunos expertos, fue tan perverso por lo feo que estaba el infeliz.
La única que lo soporto fue la “tigresa” y seguramente por los beneficios que obtuvo del chacal de Tlatelolco.

En cuanto a que estos gobiernos neoliberales del PAN (traicionado por el neo-panismo) y del PRI neoliberal, no tienen proyecto, creo que si lo tienen y es el del desarrollo del capitalismo salvaje en su máxima expresión.
Y el proyecto que abandonaron fue el que tenían antes y que era el del CAPITALISMO MONOPOLISTA DE ESTADO, lo que también es contrario a un genuino bienestar y más aún, de una verdadera democracia popular.

Así que el problema de la nación se llama CAPITALISMO en cualquiera de sus presentaciones y la tarea hoy, como antes, desde que sentó sus reales en nuestro país durante el porfiriato (incipientemente durante el gobierno de don Benito también) es desterrarlo de nuestra paria o mantenerlo bajo estricto control popular organizado, mientras cumple sus ciclo de desarrollo.

Para después pasar a una etapa superior de desarrollo económico histórico, donde los medios de producción sean de propiedad y control social (no estatal, que quede claro, sino… SOCIAL).

Hay quienes no tocam al imperialismo y prácticamente exoneran a los banqueros y a las transnacionales de sus responsabilidad en la conducción del país, cuando son precisamente las megaempresas, las que han armado este desastre, incluyendo al crimen organizado, toda vez que el tráfico y consumo de drogas, es uno de los pilares de la economía capitalista mundial, a lo que se suman más de 20 delitos que van desde los secuestros, pasando por la trata de blancas y desapariciones infantiles, hasta la venta de órganos vitales, cuyas utilidades millonarias van a parar a la banca mundial.

Si se despenalizara el consumo de drogas y su trasiego, se provocaría el colapso financiero internacional de los países que están bajo el control del FMI y del BM (Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial respectivamente).
Por eso no lo legalizan, es decir: por razones económicas y no humanitarias.

Así pues la tarea es hoy como siempre, la organización y hoy más que nunca alrededor de un programa de rescate patriótico nacional de las bandas neoliberales entregadas al proyecto globalizador capitalista internacional.

Y no esperemos a que se vuelquen las mayorías a apoyarnos, no, eso es estar escudándonos en esa falta de consciencia popular, para justificar nuestra cobardía. Ni tampoco esperar a que sea Obrador u otro notable, el que convoque.
Nada de eso, la cosa es de salir a la calle a organizar, los que nos sentimos con mayor consciencia-cívico–política, ya las multitudes irán llegando con nuestro ejemplo y acción, la que debe ser a la voz de ya, a jugarnos el pellejo, sobre todo ahorita que están enterrando gratis. No sé a qué le tenemos miedo, sobre todo los hombres, ni modo que vayamos a morir de parto.

P.d. Consulta nuestra propuesta ===>>El Hilo de Ariadna nuevo proyecto de nacion …… para un antes y un después de que saquemos a los apátridas del gobierno.


Deja un comentario

Uno de nuestros objetivos primordiales debe ser el construir plenamente la democracia popular republicana en el Municipio .

DEMOCRACIA-PARTICIPATIVA

Esa es la condición suficiente y necesaria para lograr la sobrevivencia de nuestra patria como un hogar digno para todas y todos los mexicanos. Eso es hacernos dueños de nuestro destino. Y no vemos precisión ni forma detallada, en ningún partido ni organización política, el cómo se va a organizar algo tan delicado y fundamental como es el municipio,lo cual exige serias reformas al 115 constitucional. Tan delicado y fundamental es este asunto, que sin el ejercicio de una plena democracia republicana municipal, todo lo demás no se podrá realizar y sostener.

Debemos ser conscientes que no es aceptable tener regidores que no deriven de una demarcación o distrito municipal específico y que no le respondan a la población de ese sector preciso de su ayuntamiento, mediante asambleas publicas distritales municipales. Nada nos ganamos con llevar a las regidurías, a las presidencias municipales, a las gubernaturas, a las diputaciones estatales y federales, al senado y a la misma presidencia de la república: a personas que no van a responder a una estructura orgánica popular de nuevo tipo, la que debe estar bien cimentada con una reglamentación democrática clara, de tal manera que no pueda impedirse, bajo ninguna circunstancia, la participación popular directa. Si se estructura una democracia participativa que parta desde la cuadra, eligiendo un diputado de barrio. Y así sucesivamente hasta llegar a la asamblea de distrito, tendremos que le daremos órdenes directas al cabildo municipal y a las cámaras.

Simplemente se trata de que toda la ciudadanía participe de manera ordenada y funcional. No es permisible ni Razonable que en la actualidad los regidores no sean electos por su barrio, colonia y o comunidad, sino por decisiones partidarias internas o favoritismos de partidos, llámense de izquierda, centro o derecha. Lo mismo pasa con los diputados, ahí también brilla por su ausencia la democracia popular, ya que no existe el medio adecuado para exigirles cuentas. Es un hecho deplorable que las y los diputados no estén obligados a responderle a la ciudadanía que los eligió. Es el mismo caso de los senadores; los que son algo así como de fantasía porque son como seres lejanos de ultratumba a los que no tienen acceso los mortales comunes y corrientes; son entes que no están sujetos a exponerse al veredicto popular. Se supone que el ejecutivo federal le responde a una cámara baja y a una alta, sí, eso está bien hasta donde sea verídico ¿pero los diputados y senadores a quién le rinden cuentas? Simplemente a nadie, toda vez que no existe una estructura organizativa popular distrital que los controle. Lo mismo pasa con el gobernador, quien se presume es fiscalizado por el congreso estatal ¿pero al congreso estatal quién lo vigila? Nadie, porque no existe la estructura orgánica distrital popular estatal que les tome cuentas a los distintos diputados. Y se supone también que los ejecutivos municipales le responden al cabildo, lo trágico es que está compuesto por una mayoría de regidores del partido que lo llevo al poder, lo que de por sí ya es una burla. Pero lo más grave es que además no surgieron de una división territorial municipal. Como se ve, en el municipio se rompe definitivamente la regla republicana, ya que los regidores no son electos por una demarcación y/o distrito municipal y son impuestos por dedazo partidario. Esto es algo que el MNLDP exige que cambie definitivamente. La globalización, es decir, el imperio de las mega-empresas, no sólo es la exportación del modelo económico neoliberal. No, es algo más, es liquidar la democracia en su más mínima expresión empezando por el municipio.

Para lograrlo se impone construir el poder popular a través de Comités de Lucha que incorporen todo lo anteriormente mencionado en sus programas y tareas. (Y que en este caso sugerimos que deben denominarse Comités Patrióticos de Liberación Nacional y de Defensa de la Patria).

Y estos comités deben crearse en cada cuadra o barrio, para posteriormente plantearnos una verdadera revolución institucional municipal que reproduzca las instituciones republicanas en el municipio, haciendo de nuestros municipios verdaderas repúblicas en pequeño; acabando eso de los regidores de mayoría relativa y los de representación proporcional y se transformen en diputados de barrio, haciendo que en cada barrio o distrito municipal se elija un representante a cabildo, es decir, una cámara de diputados municipal, la que debe ser honoraria.

Para que cambie la estructura del poder municipal en la forma señalada, se precisa cambiar el artículo 115 constitucional y la ley orgánica municipal que rige actualmente la vida de los ayuntamientos.

Pero por lo pronto, lo que se impone es organizar al pueblo en verdaderas asambleas populares, integradas por los Comités de Lucha de Barrio, para que desde ahí, partan las reformas necesarias que pongan al pueblo al mando de su porvenir.

Si se organizan los comités en cada colonia y barrio, estos, una vez organizados serían invencibles, ya que por lo menos se integrarían 50 gentes en cada uno de ellos, lo que haría que ante cualquier eventualidad estarían en pie de lucha miles de ciudadan@s, los que de un solo plumazo bajarían a representantes corruptos e ineptos y a funcionarios incompetentes.

Además de que dichos Comités de Lucha (o Comités Patrióticos de Liberación Nacional y de Defensa de la patria, insistimos), estarían conformados por sangre nueva, no comprometida mas que con ellos mismos. Y de ninguna manera con los partidos. Recordemos que el abstencionismo es mayoría y el pueblo es abstencionista, en gran medida,  porque no cree en los partidos ni en los políticos de viejo cuño.

Desde esa posición mis estimados amigos, las cosas serían distintas, porque se estructuraría el Poder Popular en torno a un programa que jamás podrá surgir del podrido PRI ni de sus organismos gandules. Y mucho menos del PAN ni de ningún otro partido electorero.

Hay que entenderlo bien, para ganar una guerra se necesitan posiciones sólidas, bien atrincheradas. Si estas son débiles, se sucumbe rápido y con facilidad ante el enemigo.


Deja un comentario

Campo y la soberanía Alimentaria

Es muy peligroso no tomar en cuenta, que en un momento dado, se puede revertir la dictadura ciudad-campo, en campo- ciudad.

Por eso es necesario que desde ahora se establezca una relación de respeto y de reciprocidad en los derechos que tenemos todos los mexicanos sobre los bosques y aguas y, en general, sobre todos los bienes nacionales.

Hay que tener en cuenta que nadie escoge nacer en la metrópoli o en el área rural. Simplemente nacemos y ya. Y tan mexicano es un chilango como lo es un chiapaneco. Y de la misma manera que tiene derecho al petróleo el tabasqueño, también lo tiene el tapatío. Igualmente debe ser en torno a bosques, aguas, desiertos, etc.

Es una aberración considerar que la injusticia la vive más el indígena ó el campesino que el obrero y, en general, que todo el proletariado de la ciudad.

La verdad es justo reconocer, que la miseria en más cruda para el pobre de las urbes que para el pobre de campo.

Por ejemplo: el indígena michoacano tiene derecho a la madera de los montes, en cambio el hambriento de Morelia no tiene derecho ni a una vivienda de vecindad nauseabunda.

El miserable citadino de Guadalajara si tiene come, si no tiene no come. En cambio el indígena o campesino de perdida cuenta con los huevos de la gallina o unos nopalitos.

¡No! Compañeros, la miseria en la ciudad está que arde y se escribe seguido con la palabra prostitución y robo.

La miseria y la enajenación en la ciudad llegan niveles tan dramáticos, que la prueba es que existen mucho más conductas antisociales entre los citadinos que entre los campiranos.

Sin embargo, eso no obsta a que es una realidad que el campo está seriamente abandonado por el gobierno.

En Michoacán destinaron en este año (2010) menos de 100 millones de apoyo al desarrollo agropecuario. En cambio se gastan 6 millones diarios en la guerra que sostiene Calderón contra las bandas del narcotráfico. Lo que suma en 365 días, más de 2 mil millones.

La solución más efectiva para vencer el problema agrícola, es crear las redes de consumidores- productores. En cada colonia deben establecerse Comités de Consumo Popular.

Guerra contra el hambre. ¡A organizar los Comités de Consumo Popular! ¡No más hambre para el pueblo!
En nuestras condiciones de país dependiente y/o de capitalismo tardío, siempre será un riesgo depender de las mega-empresas agro-productoras en asuntos de comida.

.Conseguir un mercado interno efectivo que satisfaga a consumidores con bajos precios y a productores con ganancias suficientes, es necesario liquidar a los intermediarios, estableciendo los Comités de Consumo Popular y mercados populares donde el campesino pueda llevar directamente lo que produce al consumidor.

.En cada colonia organizar un Comité de Consumo Popular, el cual también operará como un comité promotor de la producción de alimentos básicos.

.Este comité tendrá que darles garantías a los campesinos-productores para que vengan a distribuir sus productos en sitios estratégicos.

.Atacar el monopolio de los industriales de la masa y de la tortilla mediante la organización de la red de campesinos productores de maíz y comités de consumidores que establezcan tortilladoras cooperativas.

.Impulso a cooperativas paneras.

.En cada municipio debe existir un banco de alimentos básicos, como garantía ante la escasez y en defensa de la economía familiar cuando la especulación dispare los precios.

. En cada colonia se organizará una cooperativa de alimentos básicos: leche, frijol, arroz, legumbres, etc.

.Es preciso estar organizados en cada colonia para poder comprarles directamente la leche bronca a los productores, los que la venden por mitad de precio, que la embazada por los monopolios.
De la misma manera debemos relacionarnos con los productores de huevo y pollo, para recibir esos productos directamente, en el comité de consumo popular.

.En Cada colonia debemos organizar cursos para preparar derivados de la leche: yogurt, crema, jocoque, queso y mantequilla.

.De manera voluntaria y gratuita se podrian impartir cursos colectivos de preparación de alimentos como: pan dulce, bolillo, mermeladas, cajeta, mayonesa, conservas en vinagre, etc.con la ayuda de gente que conozca sobre el tema.

.Sin duda que muchos consideran que hacer esto, es en contra de los Tianguistas y otros comerciantes en pequeño, pero no es así, ya que estos pueden vender miles de artículos más, que no son básicos en la necesidad de comida diaria del pueblo.

.Para conseguir que nuestra exigencia tenga efecto, organizaremos al pueblo en Comisiones Populares de Abasto y Productividad de Alimentos. Las que buscarán áreas donde los productores puedan expender su producción, declarándole la guerra al comercio voraz que no permite la competencia.

.Tenemos que promover la producción de hortalizas en el hogar.

.También existe la necesidad de organizar el Ejército Juvenil y Popular del Trabajo. Si hay comida no hay violencia, si hay comida hay seguridad, si hay comida… Habrá Paz.

.Organizar los medios para que los campesinos vendan directamente sus productos al consumidor, en lugares expresos, como es en Villahermosa ó en la Casa del Pueblo de Mérida, lo que demuestra que no hay necesidad de “listos” comerciantes ni especuladores.

.Organizar los Comités de Consumo Popular en todos los Barrios, Colonias, Comunidades y Delegaciones, implementando una verdadera revolución democrática y cibernética contra el hambre. Con esta medida le pondremos un cerco a los acaparadores.

. Esta Revolución Cibernética contra el hambre, significa: constitución de Redes de Consumidores-Productores, la que terminará con el monopolio distributivo de alimentos que tienen ciertos comerciantes y los acaparadores de los mercados de abastos.

. Promover el inicio de esta Revolución Cibernética contra el hambre, conformando los comités mencionados. Cada Comité debe contar con cuando menos 50 cabezas de familia. Así combatiremos el hambre y la miseria.


3 comentarios

Defensiva y Ofensiva

text3957david

Muchos dicen  que nuestro papel es el de defender al pueblo, es decir, que nuestra función debe ser más bien defensiva. Y el que esto escribe difiere de esa visión, ya que el más efectivo papel de un revolucionario es organizar, más precisamente diré que… Es impulsar la organización popular, o sea: enseñar a pescar y de ninguna manera dar el pescado,eso si es hacer política al más viejo e insultante estilo priista, eso no organiza, crea dependencia y, por lo tanto, es contrarrevolucionario, ya que no pone al pueblo en la dirección de su destino.

Pero para no desvariar y continuar con el tema que encabeza este escrito, me permitiré exponer una serie de argumentos sobre el asunto inicial.

Por principio diré que la Ofensiva y la defensiva son  las dos formas en que se desarrolla toda lucha, lo mismo en el terreno de las armas que  en el de la política.

La Ofensiva es el ataque y la defensiva  es resistir. Siendo que la Ofensiva crea frentes de lucha. La defensiva se refugia y no avanza. Se dispara hacia todos lados lo que hace que pierda efectividad y  solamente cuando se convierte en Ofensiva puede esperarse algo de ella.

La defensiva debe pasar pronto a la Ofensiva y ambas no deben diseminarse apoyando posiciones que no son aglutinantes de la indignación popular, es decir, peticiones parciales de grupo y menos individuales, eso debilita.

La Ofensiva es moverse, es actuar, es tener iniciativa, en cambio la defensiva carece de empuje y sólo está a la expectativa de que lo ataquen para defenderse.

La Ofensiva aprovecha el desconocimiento del terreno por parte del enemigo y lo toma por sorpresa en los puntos por donde menos se imagina que será atacado.

En la lucha popular hemos de atacar al enemigo organizando la Ofensiva desde los barrios, eso nos da ventaja y disminuye las posibilidades de que destruyan el movimiento, ya que cuando se  den cuenta de su fuerza, no tendrán capacidad para hacerle frente.

Para los dos grandes maestros de la estrategia militar: Sun Tzu y Karl Von Clausewitz, la Ofensiva es más efectiva que la defensiva. Y  si la Ofensiva  es en varios frentes, es mejor porque desarticula el poder del enemigo.

El general que está a la defensiva, tiene que romper los embates del enemigo con la Ofensiva; como Morelos en el Sitio de Cuautla, si permanece solamente defendiéndose, lo aniquilan, en cambio en el momento que salta a la Ofensiva deja con un palmo de narices a Calleja.

La Ofensiva es organizar varios frentes de lucha; convenciendo  al mayor número de ciudadanas y ciudadanos  a que le entren a luchar por sus necesidades prácticas, pasando de estas, a sus necesidades cívicas y patrióticas.

La defensiva es una trampa, la que por su propia naturaleza es conservadora y, por lo tanto, incapaz de generar un programa que permita la conformación de más frentes de lucha. El secreto para vencer al enemigo está en dividir sus fuerzas, así en pedacitos los podemos aniquilar. (Nadie en su juicio engulle un bistec de un bocado, sino que cortándolo en trozos se lo come).

La capacidad de la Ofensiva de un pueblo, desde el momento que solamente participa lo más decidido, tiene el poderío para hacerle frente al poder del estado.

Muchos de los que han votado  por el PRI ,ahora están arrepentidos. Varios panistas están indignados. Sin olvidar que millones no votaron y que muchos de ellos están listos a participar en los frentes de lucha que se organicen.

El problema es que debido a nuestra falta de decisión de formarlos, es por lo que no hemos podido aglutinar verdaderas mayorías populares.

En la medida que se creen varios frentes de lucha, saliendo a las colonias, a los tianguis, a las plazas principales de nuestra metrópoli; iremos conformando comités de insurrección cívica  por varios de los puntos programáticos que planteemos y los que surjan desde la misma necesidad concreta de cada sitio a donde vayamos a organizar la insurgencia ciudadana pacifica pero no cobarde.

Así iremos creciendo, formando un abanico envolvente que deje desarticuladas las fuerzas del gobierno. Así debilitado, el gobierno retrocede y pasa  a la defensiva, pero como esos frentes de lucha tienen que converger en una Ofensiva general, terminaremos por aniquilar a los enemigos del pueblo.

Como ya se dijo, la ventaja de la Ofensiva es la sorpresa y la rapidez de la acción y su crecimiento numérico es geométrico porque en cada barrio y colonia encontraremos cuadros con capacidad organizativa, los  que se multiplicarán por cien cada uno de ellos.

Aplicando esta táctica liquidaremos la capacidad enajenante de la prensa, de la radio y de la televisión, ya que contaremos con nuestros propios medios de comunicación.

La Ofensiva lleva al gobierno al terreno que es completamente desconocido por este; es decir; a la Arena Popular donde actuará con torpeza.

La Ofensiva debe concentrarse en las Colonias y los Barrios que es donde está débil el poder del Estado. La prueba está que ni la policía se siente segura en la Consti o en la Jalisco. Ningún patrullero se animaría a dormir en su patrulla, si esta se descompone en medio de cualquier suburbio popular tapatío, no amanece ni el agente ni la patrulla.

Se trata de organizar a las colonias y barrios contra el precio del pasaje, exigiendo que cobren 3 pesos.

Se trata de organizar al pueblo partiendo de esas mismas bases contra el precio de la gasolina y del diésel.

Se trata de organizar al pueblo desde allí, contra las deficiencias en los servicios públicos de salud,  donde dan mal trato, pésima atención, junto con escasa y mala medicina.

Esos son solamente algunos frentes de lucha, pero son muchos más, los que finalmente convergerán, en la batalla final que es la Huelga Política de Masas, la que terminará no solamente Aristóteles, sino que también será el final de Peña Nieto.


Deja un comentario

En cada municipio se debe trabajar para que deje de ser una unidad de habitantes en sí.Y, convertirla, en una entidad para sí .

cuento11

México es una nación sin vida propia porque no está unido orgánicamente, esto es lo que ha permitido hasta ahora, que los de arriba decidan por todo el pueblo que vive desorganizado, ofendido y humillado por: la Indigencia, la Ignorancia, la Injusticia, la Insalubridad, la Inseguridad y la Inoculación Ambiental que son las 6 íes de la ignominia pública.

Para acabar con esto, necesitamos ser dueños de nuestro destino, y para eso, es necesario organizarnos. Si lo logramos, dejaremos de ser un pueblo en sí y llegaremos a ser un pueblo para sí, es decir, dejaremos de ser un pueblo ajeno a nosotros mismos.
Por eso para conseguirlo,lo primero que hay que hacer, es partir de la organización en torno a las verdaderas necesidades populares y que son: producción, trabajo, cultura, seguridad, salud y justicia. Algo que no se resuelve con calles bonitas y obras de relumbrón, sino con la organización popular.

Para eso debemos organizar comités en todos los barrios para trabajar y producir, creando un fuerte movimiento cooperativista municipal. Organizar los comités barriales de salud pública. Organizar los comités de vigilancia popular. Organizar los comités de cultura y educación popular los que deben tener una mayor injerencia y participación en la exigencia de nuevas y modernas opciones educativas. Organizarnos para exigir libertad de comercio efectiva. Organizarnos para evitar las injusticias, y así, sucesivamente, organizarnos para dejar de ser un pueblo que no es para sí mismo, sino que vive enajenado, es decir, ajeno a sí mismo y a sus verdaderas necesidades.así llegaremos a las convergencias necesarias para contribuir al mejoramiento de nuestras comunidades.

Los Partidos son un filtro para evitar que los luchadores populares lleguen a representarnos en los distintos niveles republicanos del poder público.

Las mejoras sustanciales que ha logrado el pueblo, no es a partir de políticos ni de partidos, sino de la voluntad popular organizada. Pruebas: La expropiación petrolera fue obra de la huelga de los trabajadores que obligaron al General Cárdenas a decretar la expropiación, ante la actitud cínica y prepotente de las compañías extranjeras: Sinclair, Royal Dutch Shell, Standard Oíl, etc. Permitida, si, por Roosevelt, porque así era conveniente a sus intereses previos a la guerra, pero ese es otro punto, lo cierto es que la expropiación se hizo y ahí está. ¿Qué no nos ha dado los beneficios suficientes? Eso es verdad, pero de eso, nosotros tenemos la culpa, ya que no nos hemos organizado para que los recursos petroleros lleguen al pueblo. Evitando con esto que PEMEX siga siendo la caja grande de donde agarra dinero el PRI (pemexgate) y tambien el gobierno panista, que le da un destino que no es consultado debidamente con el pueblo.

También tenemos que el desarrollo urbano de Guadalajara y de la mayoría de los
municipios de la nación, es obra de luchas como las que encabezó Genaro Laurito en Guadalajara, entre otros dirigentes populares, que exigiendo servicios, han logrado que muchas metrópolis presenten la imagen actual. Las que definitivamente no son satisfactorias, y si bastante mejorables, si participamos organizadamente.

Las colonias que hay, no son iniciativa del gobierno, sino de muchas mujeres y hombres que urgidos por su necesidad de vivienda, convirtieron las ciudades en lo que son hoy.

El desarrollo urbano es toda una epopeya de lucha popular, toda vez que los gobiernos, insensibles siempre, mostraron una actitud adversa a su establecimiento. Algunas veces fueron francamente violentos contra los colonos y contra sus dirigentes, a los que encarcelaron y torturaron, en no pocas ocasiones. (En Acapulco el general Caballero Aburto ordenó usar artillería para desalojar a los colonos de la zona de la Laja). . Hay demasiados ejemplos, tantos, que no cabrían en este documento. Ejemplos que demuestran que los gobernantes no son suficientes para lograr los cambios, sino la
organización del pueblo, sobre todo la que tiene un proyecto congruente y definido.

Por eso ….“Sólo el Pueblo Salvará al Pueblo” Esto debe de comprenderse
bien, las soluciones gubernamentales, son inferiores siempre a las necesidades del pueblo.

Cualquier obra es a destiempo, porque la problemática popular crece de manera geométrica y los remedios del gobierno son aritméticos. Se trata de una carrera desigual, que el que gobierna, jamás podrá superar.

Es preciso entender que solo el pueblo organizado es más grande que sus necesidades. Sólo el pueblo de México organizado, superará sus problemas de Inseguridad, de Ignorancia, de Indigencia, de Insalubridad, de Injusticia y de Inoculación Ambiental.Sólo organizados podremos ponerle un muro de contención a esas seis “íes” de la ignominia pública.

Nos hace falta pues, organización, y desde luego .Otro principio fundamental:
Nadie debe pretender ser maestro del Pueblo sin antes haber aprendido de él. O lo que es lo mismo: Ser alumnos del Pueblo antes que Maestros.

Por eso es preciso exigir que los que detenten el poder público, en sus diversas
manifestaciones republicanas, no tomen una actitud sorda ante los reclamos del pueblo , y por el contrario que siempre estén dispuestos a escuchar y ejecutar acciones que tiendan a dar solución eficaz a las demandas del pueblo.