Movimiento Patriótico de Liberación Nacional y de Defensa de la Patria.

En resumidas cuentas la idea es :organizar un Movimiento Nacional de rescate patriótico que cuente con un amplio programa que levante al pueblo y que contenga una propuesta de cómo organizar la nueva nación que surja de ahí.

Uno de nuestros objetivos primordiales debe ser el construir plenamente la democracia popular republicana en el Municipio .

Deja un comentario

DEMOCRACIA-PARTICIPATIVA

Esa es la condición suficiente y necesaria para lograr la sobrevivencia de nuestra patria como un hogar digno para todas y todos los mexicanos. Eso es hacernos dueños de nuestro destino. Y no vemos precisión ni forma detallada, en ningún partido ni organización política, el cómo se va a organizar algo tan delicado y fundamental como es el municipio,lo cual exige serias reformas al 115 constitucional. Tan delicado y fundamental es este asunto, que sin el ejercicio de una plena democracia republicana municipal, todo lo demás no se podrá realizar y sostener.

Debemos ser conscientes que no es aceptable tener regidores que no deriven de una demarcación o distrito municipal específico y que no le respondan a la población de ese sector preciso de su ayuntamiento, mediante asambleas publicas distritales municipales. Nada nos ganamos con llevar a las regidurías, a las presidencias municipales, a las gubernaturas, a las diputaciones estatales y federales, al senado y a la misma presidencia de la república: a personas que no van a responder a una estructura orgánica popular de nuevo tipo, la que debe estar bien cimentada con una reglamentación democrática clara, de tal manera que no pueda impedirse, bajo ninguna circunstancia, la participación popular directa. Si se estructura una democracia participativa que parta desde la cuadra, eligiendo un diputado de barrio. Y así sucesivamente hasta llegar a la asamblea de distrito, tendremos que le daremos órdenes directas al cabildo municipal y a las cámaras.

Simplemente se trata de que toda la ciudadanía participe de manera ordenada y funcional. No es permisible ni Razonable que en la actualidad los regidores no sean electos por su barrio, colonia y o comunidad, sino por decisiones partidarias internas o favoritismos de partidos, llámense de izquierda, centro o derecha. Lo mismo pasa con los diputados, ahí también brilla por su ausencia la democracia popular, ya que no existe el medio adecuado para exigirles cuentas. Es un hecho deplorable que las y los diputados no estén obligados a responderle a la ciudadanía que los eligió. Es el mismo caso de los senadores; los que son algo así como de fantasía porque son como seres lejanos de ultratumba a los que no tienen acceso los mortales comunes y corrientes; son entes que no están sujetos a exponerse al veredicto popular. Se supone que el ejecutivo federal le responde a una cámara baja y a una alta, sí, eso está bien hasta donde sea verídico ¿pero los diputados y senadores a quién le rinden cuentas? Simplemente a nadie, toda vez que no existe una estructura organizativa popular distrital que los controle. Lo mismo pasa con el gobernador, quien se presume es fiscalizado por el congreso estatal ¿pero al congreso estatal quién lo vigila? Nadie, porque no existe la estructura orgánica distrital popular estatal que les tome cuentas a los distintos diputados. Y se supone también que los ejecutivos municipales le responden al cabildo, lo trágico es que está compuesto por una mayoría de regidores del partido que lo llevo al poder, lo que de por sí ya es una burla. Pero lo más grave es que además no surgieron de una división territorial municipal. Como se ve, en el municipio se rompe definitivamente la regla republicana, ya que los regidores no son electos por una demarcación y/o distrito municipal y son impuestos por dedazo partidario. Esto es algo que el MNLDP exige que cambie definitivamente. La globalización, es decir, el imperio de las mega-empresas, no sólo es la exportación del modelo económico neoliberal. No, es algo más, es liquidar la democracia en su más mínima expresión empezando por el municipio.

Para lograrlo se impone construir el poder popular a través de Comités de Lucha que incorporen todo lo anteriormente mencionado en sus programas y tareas. (Y que en este caso sugerimos que deben denominarse Comités Patrióticos de Liberación Nacional y de Defensa de la Patria).

Y estos comités deben crearse en cada cuadra o barrio, para posteriormente plantearnos una verdadera revolución institucional municipal que reproduzca las instituciones republicanas en el municipio, haciendo de nuestros municipios verdaderas repúblicas en pequeño; acabando eso de los regidores de mayoría relativa y los de representación proporcional y se transformen en diputados de barrio, haciendo que en cada barrio o distrito municipal se elija un representante a cabildo, es decir, una cámara de diputados municipal, la que debe ser honoraria.

Para que cambie la estructura del poder municipal en la forma señalada, se precisa cambiar el artículo 115 constitucional y la ley orgánica municipal que rige actualmente la vida de los ayuntamientos.

Pero por lo pronto, lo que se impone es organizar al pueblo en verdaderas asambleas populares, integradas por los Comités de Lucha de Barrio, para que desde ahí, partan las reformas necesarias que pongan al pueblo al mando de su porvenir.

Si se organizan los comités en cada colonia y barrio, estos, una vez organizados serían invencibles, ya que por lo menos se integrarían 50 gentes en cada uno de ellos, lo que haría que ante cualquier eventualidad estarían en pie de lucha miles de ciudadan@s, los que de un solo plumazo bajarían a representantes corruptos e ineptos y a funcionarios incompetentes.

Además de que dichos Comités de Lucha (o Comités Patrióticos de Liberación Nacional y de Defensa de la patria, insistimos), estarían conformados por sangre nueva, no comprometida mas que con ellos mismos. Y de ninguna manera con los partidos. Recordemos que el abstencionismo es mayoría y el pueblo es abstencionista, en gran medida,  porque no cree en los partidos ni en los políticos de viejo cuño.

Desde esa posición mis estimados amigos, las cosas serían distintas, porque se estructuraría el Poder Popular en torno a un programa que jamás podrá surgir del podrido PRI ni de sus organismos gandules. Y mucho menos del PAN ni de ningún otro partido electorero.

Hay que entenderlo bien, para ganar una guerra se necesitan posiciones sólidas, bien atrincheradas. Si estas son débiles, se sucumbe rápido y con facilidad ante el enemigo.

Anuncios

Autor: Eduardo

Un Mexicano que ve como hunden su pais.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s