Movimiento Patriótico de Liberación Nacional y de Defensa de la Patria.

En resumidas cuentas la idea es :organizar un Movimiento Nacional de rescate patriótico que cuente con un amplio programa que levante al pueblo y que contenga una propuesta de cómo organizar la nueva nación que surja de ahí.

El cooperativismo es el mejor recurso para combatir la crisis y la miseria

Cooperativismo

El cooperativismo es la solución por excelencia, ante la crisis actual y, a decir verdad, siempre ha resuelto satisfactoriamente las necesidades de los pueblos.  Este sistema de propiedad social, ha demostrado su eficacia en Quebec del Canadá Católico Francés, en Europa y aquí mismo en México con ejemplos como la refresquera Pascual entre otras cooperativas que son un éxito: autobuses rojos de Colima, Cementera Cruz Azul. Igual que varias cooperativas pesqueras que reditúan beneficios notables a sus socios y, también está el modelo de Cuquío, Jalisco, donde se han organizado cooperativas de producción. Una de ellas empezó con 150 pesos de cada uno de sus miembros y en la actualidad cotizan en la bolsa de Chicago. Es por eso que debemos reflexionar, en que esa es la mejor solución, no solo a la crisis actual, sino en general como medio de solución a la pobreza.  Admitámoslo, el cooperativismo aparte de ser la mejor, es tal vez la única y más eficaz solución para salir adelante. En realidad para combatir la pobreza que hay en la nación, no podemos aventurarnos, si lo hacemos, coreemos el riesgo de dañar todavía más a la patria.  Es como la caza mayor, si le pegas el tiro a un rinoceronte en el lugar inapropiado, es muy posible que te mate o te dé un buen susto, ya que arremeterá contra ti con todo lo que tiene. El ejemplo es para qué reflexiones, en que tenemos un enemigo peligrosísimo que se llama miseria, si le disparamos con balas de salva o lo picamos con armas convencionales, no lograremos destruirla y, sí en cambio, conseguiremos aumentarla. Y eso es exactamente lo que han hecho las recetas neoliberales: simplemente aumentar nuestras desgracias. Las que saltan a la vista, sencillamente con nuestro derruido sistema de salud (por dar un ejemplo), el que ya ha enterrado a varias víctimas de la Influenza, por el simple motivo de que no tenemos un sistema eficaz para combatirla. La prueba es que los enfermos en otras partes del mundo se recuperan. Mientras que México es donde más se mueren. Es por tal motivo que proponemos el cooperativismo, el que viene siendo una bala certera en la cabeza del monstruo empobrecedor neoliberal. Hay que crear los marcos jurídicos adecuados para el desarrollo de las cooperativas de producción de servicios y de consumo. A la voz de ¡ya!

La ley original sobre cooperativas de 1938, ha cambiado mucho, después siguió la comisión que presidió el entonces diputado Pablo Emilio Madero y, últimamente, la que salió con Fox, la que francamente terminó con el cuadro.

Por eso se impone luchar porque la ley de cooperativas y ligadas, sean modificadas en cuanto a puntos que no son congruentes con las necesidades de México. Necesitamos pues, revolucionar las leyes que rigen el cooperativismo, eso es una tarea urgente y patriótica

Hacerlo así, redundará en la creación de este tipo de alternativas productivas y de servicios entre todas y todos los mexicanos que quieran incorporarse a la vida productiva, como genuinos propietarios de sus centros de trabajo, consumo y servicios (según sea el caso).

Sin duda las cooperativas les permitirán ingresos más dignos, lo que repercutirá (como un efecto multiplicador) en la elevación de su capacidad de consumo y esto activará la economía regional y nacional.

Una vez resuelto el problema productivo a través del cooperativismo, lo demás viene por añadidura. Pues la producción, los servicios y el consumo en manos de la misma gente, crecerán geométricamente y podrán alcanzar, de esa manera, la espiral de crecimiento de la miseria, logrando someterla y superarla finalmente.

En cambio estarle apostando a los dólares devaluados, al dinero falso español (bonos como el que nos quiere introducir la Repsol), lo mismo que a cadenas de saqueo como Wall-Mart y demás transnacionales, como única forma de generar empleo, es simplemente traición a la Patria.

Nosotros no necesitamos inversión extranjera, lo que ocupamos es unidad nacional en torno a un plan Patriótico de producción y de trabajo y, listo.

Y en todo caso, si se recibe tecnología extranjera, pagarles con producto, pero jamás ceder un solo centímetro sobre nuestra soberanía en los proyectos productivos nacionales, haciéndolos socios.

El subempleo crece cada día más en nuestra patria por los bajos salarios y el desempleo

14. Se necesita apoyar al cooperativismo, pero también, a las pequeñas empresas familiares

Existe una necesidad urgente de empleo productivo y, este, no se genera con trabajo temporal como el que se inventa a través de la obra pública (sobre todo las de relumbrón). Debe quedar claro que la gente que vivimos en las distintas ciudades y pueblos de México, no comemos cemento. Necesitamos empleo, pero sobre todo, de uno que sea generado por la organización de un nuevo y genuino movimiento cooperativista, que nada tiene que ver con el viejo y corrupto cooperativismo impulsado por el PRI y los priistas, ese, que tanto desprestigio le han dado a esa forma de trabajar. Se trata de estudiar y reproducir, con las modificaciones necesarias, el admirable cooperativismo de Quebec, del español y del europeo en general.

Son miles de cooperativas organizadas por el PSOE (Partido Socialista Obrero Español) y por el viejo PCI (Partido Comunista Italiano, ahora Partido Democrático de la Izquierda). Que ahora van a la baja electoral pero las cooperativas siguen ahí.

El pueblo necesita comer, educarse y tener salud. Y es un hecho que la pobreza limita esos servicios, pero eso no se resuelve solamente con inversión empresarial, sino más eficazmente, con la organización de pequeñas empresas familiares y con las cooperativas.

Veamos el ejemplo de Tonalá, Jalisco; de Quiroga, Michoacán; de Moroleón, Guanajuato; de Zapotlanejo, Jal. de Cuquío, Jal. etc.

El caso de Tonalá, es sorprendente, ya que en unos cuantos años se desarrolló en todos los aspectos, lo mismo le pasó a Zapotlanejo y a Moroleón. El caso de Cuquío también es asombroso, trabajo que le toco desarrollar al padre Nacho Virgen (partidario de la Teología de la Liberación), gran impulsor del cooperativismo en Jalisco.

Es importante saber que varios de los bancos extranjeros que ahora operan en México. En sus países de origen que son Inglaterra y España, primero empezaron como cooperativas.

Ahí está la clave del desarrollo, en que muchos trabajen y sean dueños de sus propios medios de producción.

Eso es lo que ha pasado en todas las poblaciones que hemos mencionado. Ahí cada casa es un taller, todo mundo está sobre la producción y la comercialización de sus productos.

Por eso no hay fugas, quedándose todo el producto de su trabajo con ellos y en sus pueblos, lo que se nota en su prosperidad individual y la de sus ciudades.

Esto es lo que se llama en economía, efecto multiplicador, ya que cuando mucha gente trabaja y gana en un nivel de dignidad, todos traen dinero y  gastan y con esto se beneficia el de la tienda de la esquina, el que vende ropa, el que tiene una ferretería, el que tiene vacas lecheras, cerdos, etc.

En cambio no puede haber prosperidad en un pueblo donde la mayoría vive en los límites de la miseria, con una incapacidad pavorosa de compra

Por eso nuestra propuesta para desarrollar la economía, es promover el cooperativismo y las empresas de carácter familiar, mediante créditos a la población que tenga propuestas productivas viables.

Por lo que es necesario fundar en cada Municipio: el Movimiento Municipal Cooperativista. Al mismo tiempo que se promueve el estatal y el nacional.

Aunque hay que aclarar que los grandes empresarios, las transnacionales, el FMI, el BM  y consortes, se oponen flagrantemente al cooperativismo.

Es por lo que se impone romper con estos pillos e incorporarnos a un nuevo orden económico Internacional.

15. El fetichismo y superstición de la gran industria y la necesidad de desarrollar la producción familiar y cooperativa

Tan dominado está el gobierno nacional, estatal y municipal, junto con amplios sectores de la población influenciados por la propaganda y la ideología de la clase imperialista. Que consideran que las grandes factorías, son una bendición, lo que no es así definitivamente, toda vez que en realidad se trata de empresas ladronas, depredadoras y muchas veces portadoras de muerte.

La crisis es para los pobres

Es mentira que también los patrones compartan la miseria general de los pobres, eso no es cierto, ellos a final de cuentas dejarán de tener un auto menos, o dejarán de vacacionar una vez, de las dos tres veces que salen del país o a las playas nacionales, pero hasta ahí la cosa. En cambio para el pobre la cosa está que arde, pues tiene que trabajar más para conseguir lo elemental, y a veces ni eso; como está indiscutiblemente demostrado con el ejemplo de la lechuga.

No se debe de olvidar lo que causo la empresa Unión Carbide en la India, donde una emisión de gases tóxicos cobro la vida de más de 10 mil personas y que también dejo ciegas y dañadas, con lesiones graves, a muchísima gente. Esto sucedió en Bhopal capital del estado de Madhya Pradesh.

Lo mismo ocurrió en Minamata, Japón, donde el mercurio residual de empresas químicas infectó los peces de su mar cercano y al comérselo la población, causo tragedias macabras e, incluso, enfermedades después de 30 años del derrame. En el mar del Norte europeo, existen problemas generados por años de polución derivada de los residuos industriales tirados al océano. Lo mismo que la contaminación térmica proveniente de centrales energéticas, a lo que hay que agregar la lluvia ácida, las efusiones petroleras y los rescoldos de las estaciones nucleares.

Para respaldar la idea de las pequeñas factorías, solamente es cuestión de reflexionar en hechos contundentes. Veamos a nuestro alrededor y veremos una prospera Tonalá, lo mismo que un desarrollado Zapotlanejo, poblaciones que tienen un nivel de vida elevado, gracias a la multitud de talleres que producen diversos artículos. Lo mismo que pasa en Michoacán con Puruándiro, Purépero y Quiroga, pueblos que dependen de la capacidad industriosa familiar y no de empresas perjudiciales del ambiente. Producción que depende de la manufactura y no de la producción robotizada.

En Quiroga, de cada tres casas, una es industria y vemos como toda la ciudad está llena de construcciones confortables y no hay vecindades miserables. Lo mismo pasa en Puruándiro, siendo que estas dos ciudades son más pequeñas que la industrial ciudad de Zacapu, la que tiene empresas exportadoras a nivel mundial de derivados de la química petroquímica, empresas que cuentan con  tecnología de punta. Y así, con todo y eso, los pueblos que tienen pequeñas factorías son proporcional y notablemente más ricos y sus habitantes viven mejor que esta población que cuenta con mega-industrias.

Esto es además una constante histórica, sencillamente en el pasado, las poblaciones que dependían de poderosas haciendas, vivían más pobres que las localidades donde imperaban las pequeñas propiedades.

Cerca de León está la Hacienda de los Braniff que tenían más de 60 mil hectáreas. Y si hacemos un examen retrospectivo veremos la miseria de su población, comparada con los prósperos habitantes de la capital del calzado que ya para esos tiempos, estaba llena de  curtidurías familiares y de piquitas zapateras.

Volviendo a la prosperidad de Puruándiro, vemos que ahí se estableció con mucha anterioridad, Aurrera, antes que en la industrial Zacapu, debido a que los dueños de ese centro comercial, vieron que había más capacidad adquisitiva en esa población, siendo que es  más pequeña. .

Por otro lado, las fábricas fraudulentas de Zacapu, cambian de razón social constantemente y crean divisiones legales, para evadir responsabilidades con los obreros y tal vez también con el fisco.

Asimismo pagan aparentemente bien a los trabajadores, pero si revisamos lo que pagan sus símiles en otras partes del mundo, veremos que  les están robando no menos de 1000 pesos diarios a cada uno de los operarios que ahí laboran.

Lo mismo pasa con las maquiladoras de Bill Gates y otros pillos que tienen armadoras golondrinas en Jalisco (Flextronics). Estas pagan salarios menores a los 700 pesos por semana. Es cosa de consultar y veremos que las mismas empresas en Australia y otras partes del mundo, pagan mucho más.

Por otro lado es preciso que se revise el efecto ambiental que están causando estas empresas en la zona metropolitana de Guadalajara, como es el caso de Cemex. Sobre todo en las colonias aledañas a estas industrias (Miravalle).

Hay sitios tan afectados, que en esos barrios ni siquiera los pájaros cantan, como lo hacen en otras áreas a donde por diversas razones no llegan sus efectos contaminantes. Por eso horita, de lo que se trata es de apoyar de manera eficaz el cooperativismo y las iniciativas industriosas familiares. Ya después de resolver el problema del empleo, poniendo a trabajar a todo mundo, podremos pensar en la industria pesada.

Por otro lado, a través de nuestra historia, las clases adineradas nunca tuvieron una conducta patriótica y de amor al pueblo y como fueron antes son  ahora, ya que en eso no han cambiado mucho que digamos y da la casualidad es al grupo que precisamente favorece el gobierno porque son su base, son su elite.

Nosotros no vivimos en el error, creyendo que los grandes empresarios tienen amor a México. Sería bueno que recordaras lo que afirmaba el célebre panista don José Ángel Conchello (un verdadero patriota), cuando relata que cuando estuvo en  Seúl, con asombro vio como los coreanos hacían fila para entregar su oro al Banco Central de Corea para salvar a su país de la crisis. Afirmaba con dolor, don Ángel, que si a los pudientes mexicanos se les hiciera un llamado similar no harían lo mismo, porque los ricos en nuestra patria, afirmaba, amaban más a su dinero que a México. Eso es algo en lo que fallan varios compatriotas, en creer que la clase empresarial tiene más amor a nuestra tierra que al oro.

Nosotros sabemos con claridad que a muchos inversionistas les interesa ante todo ganar sin riesgos. Algo que desgraciadamente los expone a fraudes como el de la financiera Stanford, aparte de otras financieras nacionales (Dromundo, del Sol, etc.).

¿Por qué estos “mexicanos” no llevaron sus centavos a invertir en el campo o en producir aunque sea huaraches? Porque a ellos no les interesa producir y arriesgar, sino solamente ganar sin molestias.

1204. Revisión de la Ley General de Sociedades Cooperativas emitida en 1994.

1205. Hacer una seria revisión de las reformas foxistas del 2001.

1206. Revisión de la Ley del Ahorro y Crédito Popular.

1207. Creación del Banco de Avío a Cooperativas.

1208. Este Banco debe apoyar con recursos a los proyectos cooperativos de servicios, de  consumo y de producción.

1209. Asimismo a las cooperativas ya existentes en los rubros anteriormente señalados.

1210. Apoyo sin mayores requisitos y trámites burocráticos a proyectos productivos familiares.

1211. Apoyo a las federaciones, uniones, confederaciones y al Consejo Superior del Cooperativismo, para que desarrollen eficazmente su labor, lo que implica que sus actividades sean estrictamente transparentes y bajo supervisión de los socios y socias  y, de la Comisión Popular de Fomento del Cooperativismo que debe constituirse.

1212. Exigimos que se cree la Secretaría de Desarrollo Cooperativo Nacional.

1213. El desarrollo del cooperativismo no puede ser solamente una categoría de padrón, como lo es en la actual SEDESOL.

1214. Revisar la ley general de Sociedades Cooperativas.

1215. Sabemos que con la reforma promovida por Fox el cooperativismo quedó en franca desventaja, por tal motivo debe conformarse una Comisión especial que revise esas faltas.

1216. Se deben establecer empresas de carácter cooperativo en sociedad con los municipios.

1217. En Jalisco hay cooperativas que exportan ladrillo y teja. Y en Emiliano Zapata y otros municipios tabasqueños durante el gobierno de don Enrique González Pedrero había empresas municipales de participación social. Esto es algo que debemos reproducir a nivel nacional.

1218. Revisar la ley de Sociedades de Solidaridad Social (triple S)

1219. Impulsar la organización de una Comisión Popular Para el Fomento del Cooperativismo. Esta comisión exigirá el cabal cumplimiento de la nueva ley de Cooperativas en cuanto a beneficios reales y, promoverá la reforma de varios renglones de esta ley, las que son un contrasentido que contraría el propio espíritu cooperativista.

1220. Organizar el Movimiento Cooperativista Nacional y Estatal.

1221. Este Movimiento Nacional Cooperativista y Los Comités Patrióticos de Liberación Nacional y de Defensa de la Patria deben promover el consumo de los productos de las cooperativas.

1222. Iniciemos el Movimiento Cooperativista Municipal para bajar recursos estatales, federales e internacionales para crear fuentes de empleo, de consumo y de servicios. Sólo se puede progresar realmente, teniendo muchos centros de trabajo: familiares y cooperativos. (No olvidemos que la las mega-industrias son una trampa).

1223. Sostenemos que el medio más eficaz para combatir el desempleo es el cooperativismo. Por lo que exigirá el impulso, por todos los medios, de este modo de producción, de servicios y de consumo, sobre todo ahora que contempla rubros que antes impedía la vieja ley de 1938, como lo era en los servicios.

1224. Pugnar porque se incorpore plenamente a nuestra vida económica el cooperativismo productivo, de consumo y de servicios; junto con los centros de estudio cooperativistas que le den sustentabilidad, apoyo y fortaleza a esta forma de producción que es el único medio para salir de la crisis y vivir con dignidad.

1225. Es preciso impulsar Cooperativas Juveniles: de Producción, de Consumo y de Servicios. Lo que inicialmente debe impulsarse dentro del Marco de la ley vigente de cooperativas. La cual deja mucho que desear. Pero por lo pronto, nos servirá para generar este tipo de alternativas entre los chavos banda, con lo cual, estos (as) jóvenes alcanzarán ingresos dignos.

Se deben establecer empresas de carácter cooperativo en sociedad con los municipios, así se generarán empleos y recursos para el ayuntamiento.

En Jalisco hay cooperativas que exportan ladrillo y teja. Y en Emiliano Zapata y otros municipios tabasqueños durante el gobierno de don Enrique González Pedrero había empresas municipales de participación social. Esto es algo que debemos reproducir a nivel nacional

1226. No aceptamos que lo que México necesita, sea una clase empresarial poderosa, porque el tenerla, según la derecha más reaccionaria, garantiza el desarrollo nacional y, el cooperativismo, según ellos mismos, estorbaría.

1227. Esa actitud permite en complicidad con las autoridades, establecer una guerra sin cuartel al cooperativismo.

1228. Rechazamos la competencia desleal hacia las cooperativas y exigimos su plena protección.

1229. Los partidos y organizaciones sociales deben establecer acuerdos y estrategias para fomentar el consumo de los productos que elaboran las cooperativas.

El robo al salario de las empresas extranjeras, todavía es más terrible y criminal, ya que en sus países de origen pagan un promedio de 1, 500 pesos diarios (por 8 horas.) y, aquí, a los mismos trabajadores y  por el mismo trabajo y producción, les dan 200 pesos al día, lo que hace que las transnacionales les roben más de 1,300 pesos diarios a los salarios de sus trabajadores y trabajadoras.

1230. En cada feria y tianguis deberán establecerse por ley, espacios especiales para la promoción de los productos de las cooperativas.

1231. Asimismo, deberán dárseles garantías especiales para que expendan sus productos en cualquier sitio público sin mayores trámites burocráticos.

1232. Buscar relación con las empresas cooperativistas del Canadá católico francés, de Europa y de otras naciones, para que apoyen el desarrollo del cooperativismo nacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s