Movimiento Patriótico de Liberación Nacional y de Defensa de la Patria.

En resumidas cuentas la idea es :organizar un Movimiento Nacional de rescate patriótico que cuente con un amplio programa que levante al pueblo y que contenga una propuesta de cómo organizar la nueva nación que surja de ahí.

La farsa del Seguro Popular

SEGURO POPULAR

Como todos sabemos, lo que se instituye debe descansar en una reglamentación que le dé figura y estructura. Y, el famoso seguro popular no es la excepción.

Esta reglamentación fue publicada y distribuida en un documento de 30 páginas donde aparece la firma del ex-presidente Fox y de su otro cómplice que se prestó para el engaño: Julio Frenk (ex-secretario de Salud).

En dicho documento se le explica al usuario: a que tiene derecho y a que no.

Es por principio mencionar, que el Seguro Popular no atiende debidamente porque faltan camas, medicinas y se han encimado los servicios en las instalaciones de los ya existentes centros de salud.

Es decir, el Seguro popular no tiene una estructura ni edificios propios. Mucho menos nuevos complejos hospitalarios.

El problema es que en la publicidad se da a entender que la familia que acceda al uso de dicho seguro está salvaguardada por esa institución (fantasma) de cualquier enfermedad ¡y no es así definitivamente! Son muchas las enfermedades que no se contemplan en dicho documento.

La mayoría de ellas no se atienden por el alto costo de cuidado. Y, tienen todavía el descaro de decir en el documento, que el seguro popular se encargará de recomendar a hospitales y servicios médicos privados a todo aquel enfermo o enferma que ellos no puedan atender por no contar con los recursos ni las medicinas necesarias.

La recomendación consiste en pedir a los hospitales privados que les hagan descuentos a los asegurados en la farsa del “Seguro Popular” panista.

El caso es que si resultas con la necesidad de una operación que cueste varias decenas de miles o incluso que cueste más, simplemente te harán una rebaja.

Los fundadores panistas y priístas del “Seguro Popular” ven esto con naturalidad y con entusiasmo, como diciendo:

_____ ¡Qué listos y humanitarios somos, quién hace esto por los pobres! _____

Estos, ingenuos (O, podríamos llamarles ¿farsantes y/o  perversos?) no han comprendido, debido a su posición económica y de clase, que lo barato se compra con el dinero, como diría Facundo Cabral.

En efecto, para el que no tiene ni él habla completa, descontarle a una operación que vale, digamos: 50 mil pesos, la cantidad de 45 mil, simplemente sigue siendo cara, ya que ni eso tiene. Y ojalá fuera así, pero salen con descuentos del 10, 20 o 30%. Y en caso de que haya condonaciones, es por influencias muy especiales.

El problema es que ante la crueldad de pagar esas intervenciones, es frecuente que la gente mejor decida morirse.

Existe el caso de una campesina oaxaqueña a la que le dijeron que su atención requería de 8 mil pesos y, que cuando se lo comunicaron, simplemente contesto:

____No, doctor, mejor me muero, yo de donde voy a conseguir 8 mil pesos____

No se puede negar que sea una tragedia llegar a ocupar atención médica de un dolor leve  y, resultar, con que lo que se tiene es una enfermedad que no está contemplada en el documento y decirle simplemente:

____Mira, lo que tienes, aquí no te lo podemos resolver, pero si podemos recomendarte al hospital privado fulano, para que allí se te atienda. Te van a tratar bien y sólo te saldrá en 15 mil pesos. Esto es una gran ayuda porque si no te recomendáramos te saldría en cien mil____

A quien se le diga esto y que sea…digamos: una madre soltera, una viuda, una madre abandonada ó un desempleado. Le caerá como un balde de agua helada. Se quedará en estado catatónico, suspendido en el aire, lleno de estupor.

Y ahí viene el problema: a vender lo poquito que se tenga y, no solamente la cama, como lo dicen los anuncios televisivos de la farsa del Seguro Popular, sino su tierrita ó su casita (si la tiene) y, si ni con esto cuenta, ya estuvo que a pasar hambre y miseria mientras dure la enfermedad. Ó de plano a esperar resignadamente a ver morir al ser querido. Esa es la realidad de la farsa del Seguro Popular pero aún hay más.

15. Todo lo que promete el Seguro Popular ya existía en la SSA

Todo lo que se obliga a hacer el seguro panista-priísta; prácticamente ya existía en los servicios que comúnmente ha prestado el sector salud de los anteriores gobiernos federales.

En su momento, el Senador (millonario y de origen extranjero por supuesto) Jackson del PRI, sintiéndose soslayado en cuanto a la “Hazaña” del “Seguro” “Popular”, decía que ellos (los priístas), también compartían el engaño (perdón la hazaña) del dichoso seguro.

Es importante mencionar que todas las atenciones mencionadas en el documento base del S.P. ya existían y existen de por sí, en la ley que rige las actividades de salud que desempaña y a desempeñado durante años la SSA (Secretaría de Salubridad y Asistencia).

No hay nada nuevo ó casi nada nuevo, como no sea el ingenioso plan de cobrar la inscripción y con eso allegarse una cantidad millonaria de recursos provenientes de los ingenuos que se animan a pagar la cuota requerida.

Lo más criminal del asunto, es que finalmente, el documento contiene una cláusula que debe de firmar el derechohabiente, donde se le estipula el compromiso de aceptar íntegramente el reglamento, privándolo con esto, de su derecho constitucional a organizarse para exigir mejor atención, mejor trato y mejor medicina en el futuro.

Por otro lado, es una realidad que hemos ya denunciado, que el Seguro Popular se ha montado sobre la infraestructura de la SSA entorpeciendo las labores, que de por sí, dejaban mucho que desear por parte de esa Secretaría de estado.

16. Mientras no logremos algo superior. El seguro Facultativo del IMSS es mejor alternativa

Sin duda que es verdad que en el IMSS no todo es miel sobre hojuelas. En esa institución existen muchas anomalías y, una de las más grandes, es que muchos de sus sindicalizados pelean más por privilegios que por responsabilidades.

Exigen mejorías, lo cual es justo,  pero muy pocos exigen puestos de combate dignos, contra el dolor humano. Puestos donde tengan la oportunidad de emplear la mística que debe tener y distinguir  a un verdadero servidor de la salud pública.

Claro está, que hay servidores en esta institución que son dignos de mencionarse, como es el caso de la Doctora Amparito (del centro Médico de Occidente), una mujer que es ejemplo nacional y mundial a seguir, por la entrega con la que se ha distinguido, durante toda su vida, como profesional de la medicina pública.

Es importante reconocer también el profesionalismo del Dr. Wilfrido Reyes de Zacapu Michoacán. Son muchos los casos, en realidad, que son salvables y rescatables en el IMSS. Mencionamos estos dos, sólo por dar dos ejemplares realidades que nos constan.

Es preciso reconocer que en el IMSS hay verdaderos profesionales entre enfermeras, chóferes, aseadores y médicos que hacen gala de su calidad humana. Claro que en el ISSTE y en la SSA también los hay.

Mas es necesario reconocer que no basta con el humanismo y buenas intenciones de algunos profesionales y empleados de los sistemas de salud pública nacional.

Es preciso además y, eso hay que reconocerlo: dinero, recursos, muchos recursos. ¿Y de dónde van a salir? Allí está el meollo del asunto y, definitivamente los panistas no tienen la solución. Pues es obvio que en su esquema mental no cabe la salida eficaz. Si cupiera, ya hubieran hecho algo y no su farsa del seguro popular que es un vil engaño.

Calderón (como antes Fox) no puede encontrar la solución porque eso significaría enfrentarse a los enemigos de México, es decir: a los banqueros, al FMI (Fondo Monetario Internacional), al BM (Banco Mundial) y al BID (Banco Interamericano de Desarrollo). (No se trata de pedir prestado que conste).

Solucionar también de manera seria el problema de la salud pública en nuestra patria, significaría enfrentarse a los propietarios multinacionales de los poderosos laboratorios que lucran con las desgracias humanas.

Y, francamente, a Calderón le faltan no solo agallas, sino lo más terrible: le falta patriotismo.  El patriotismo necesario que se requiere para organizar al pueblo en Comités Barriales de Salud Pública en toda la nación, para que cuando se viniera la embestida de los financieros internacionales, tengamos un pueblo unido alrededor de nuestro presidente (un presidente patriota desde luego) para frenar y vencer a los enemigos de la República.

Pero eso es pedirle peras al olmo, ya que un presidente que se educó en la escuela libre de derecho y se formó con los banqueros, es evidente que la alternativa de  tejer una defensa nacional civil de la patria mexicana, no es computable en su servil cerebro pro-yanqui.

Ante esto, no nos queda más que organizarnos y, que las trabajadoras y trabajadores del IMSS, promuevan con energía, frente al engaño panista, la alternativa del Seguro Facultativo u otras opciones que tengan en mente, dado su profesionalismo en el campo de la salud pública. (Esto no soslaya que hagan lo propio los que laboran en el ISSTE y en la SSA).

El IMSS tiene mejor equipo y no establece como el seguro panista-priísta, tantos límites de enfermedades. Lo que nos puede permitir, hacer un poco más realidad la esperanza de vida y de salud en las condiciones actuales en que se encuentra México.

Además el seguro facultativo, sí te da apoyo en caso de incapacidades, viáticos y las demás prestaciones normales que se le dan a cualquier derechohabiente. En cambio en el Seguro Popular de ficción, si te enfermas que Dios te ampare y, si te mueres o quedas invalido igual, nada conseguirás.

El seguro panista-priista, veámoslo con frialdad, no es seguro… es un inseguro a todas luces.

¡No hay comparación compatriotas! El seguro facultativo, aunque sea más caro, es mejor que la mentira institucionalizada del Seguro Popular.

Quedarnos con lo del facultativo, no significa que debemos renunciar a la lucha generalizada por mejorar las instancias de salubridad nacional. Por el contrario: ¡A organizarnos! para que juntos: Pueblo, Instituciones de Salud, Trabajadoras y Trabajadores de los distintos institutos sanitarios, etc. encontremos mejores soluciones, coadyuvando todos unidos para la superación de la insalubridad en la que vive inmersa nuestra patria.

17. Fortalecer al IMSS al ISSTE y a la SSA.

Lo que hay que cambiar es el esquema de administración, otorgándole a los derecho-habientes y al pueblo, más facultades para intervenir en la solución de los problemas que tienen.

Es necesario que se destine más dinero a estas instituciones de salud, lo que se puede conseguir: Reduciendo el gasto corriente del gobierno en todos los niveles. Bajando también en un 70%, el salario a todos los funcionarios de los 3 niveles de gobierno. Disminuyendo el gasto policiaco y militar, fundando los Comités Populares de Seguridad y estructurando la Guardia Popular Nacional, lo que nos permitirá eliminar un ejército y policía corrompida hasta el tuétano.

Y que se destinen todos estos recursos ahorrados a la salud, a la educación y al apoyo productivo popular.

1437. Debemos apoyar al IMSS y al ISSSTE contra la embestida neoliberal a esas instituciones de salud.

1438. Una manera de apoyar a estas instituciones y a los misamos trabajadores es reintegrar el manejo de las pensiones a estos institutos

1439.  La seguridad social debe tener un carácter estrictamente humano y solidario y por ningún motivo de negocio.

1440.  Oposición a que sean sustraídos derechohabientes del IMSS y que sean transmitidos a aseguradoras privadas.

1441.  Nos oponemos al contratismo en el IMSS y en el ISSSTE. Estas instituciones deben realizar todos sus servicios solas.

1442.  Creación de los Laboratorios Nacionales de producción de medicina.

1443.  Nos oponemos a que la ley del ISSSTE privatice las pensiones.

1444.  Revisión de la ley del ISSSTE.

1445.  Nos oponemos a las reformas panistas a la ley del ISSSTE

1446.  Revisión de la ley del IMSS.

1447.  Revisar la ley orgánica del IMSS.

1448.  Revisión de la situación que guarda la atención del IMSS hacia los trabajadores del estado.

1449.  Pugnar por la organización de la Unión de Derecho-habientes del IMSS y del ISSSTE, exigiendo que se amplíen y se mejoren sus servicios.

1450. De la misma manera la SSA y el Seguro Popular deben reconocerle personalidad a las organizaciones de usuarios.

1451.   Ampliación de los servicios del seguro facultativo del IMSS.

1452. Revisar el funcionamiento y estado del Instituto Jalisciense de Alivio del Dolor y Cuidados Paliativos.

18. Sobre la producción de medicinas: Genéricos, similares y de patente vencida. Los laboratorios transnacionales se opusieron a las medicinas de genéricos y similares, apoyados por los diputados panistas

En las recientes legislaturas federales la bancada panista, en su mayoría, se opuso a la ley de genéricos y similares. Limitando con esto que más, mejores medicinas y más baratas hasta en un 75% lleguen al pueblo. Es mentira de que son de inferior calidad si están hechas con lo mismo que las caras de patente.

Es por esa razón que debemos luchar porque dicha ley se amplíe y puedan fabricarse medicinas económicas. La gente humilde muere irremediablemente en muchas ocasiones por no contar con lo suficiente para comprar un medicamento que está fuera de su alcance.

Piénsalo bien, los diputados del PAN y del PRI están de parte de los laboratorios extranjeros porque ellos se opusieron a esa ley que permite que el pueblo tenga más medicinas baratas. Ellos actuaron francamente de parte de los dueños de esos laboratorios que son empresas multinacionales. Antes de votar por ellos fíjate bien a qué intereses sirven.

Es cosa de sentido común, si no aumenta la necesidad de producción no aumenta el empleo. Esto lo entiende cualquiera, no hay que saber economía para entenderlo. Los malos diputados panistas y priístas al votar contra las medicinas baratas para el pueblo, de paso también votaron contra el empleo.

Es por eso que estamos de parte del pueblo y exigiremos que se hagan más medicinas de genéricos y similares, sin faltar un estricto control social-popular de calidad.

Como ya lo mencionamos arriba, cuando se votó la ley que permitía la fabricación de medicinas baratas para el pueblo (Genéricos y Similares), la mayor parte de los diputados Panistas y Priístas, se opusieron a que se aprobara y,  votaron en contra. Poniéndose descaradamente del lado de las poderosas compañías extranjeras que producen medicamentos. Sólo la voz de los parlamentarios del PRD se alzó para respaldar la ley que permite que la gente pobre pueda tener acceso a las medicinas económicas.

El argumento panista fue que de esa manera protegían empleos, lo que es un contrasentido absoluto, porque las medicinas caras tienen poca demanda, en cambio,  poniéndolas al alcance popular, aumenta la demanda y, por lo tanto, aumentan las necesidades de producción, con lo que se obliga al fabricante a producir más; con lo que este se ve obligado a contratar más trabajadores. Todo esto, al mismo tiempo, eleva sus ganancias. A mayor demanda, mayor producción, a mayor necesidad de producción más trabajadores, más trabajadores igual a más consumidores;  más consumidores igual a más ganancias.

Se cita este hecho reaccionario de los panistas, porque sirve para ilustrar, como los poderosos siempre se opondrán a la búsqueda de alternativas que puedan desbancarlos. Por eso los gobiernos que son serviles a los grandes consorcios de laboratorios medicinales, jamás financiaran estudios serios que permitan alternativas de salud popular que pongan en peligro su hegemonía médica mundial.

19. El poder de las hierbas y los monopolios farmacéuticos

Hace pocos años, platicando con una mujer especialista, en algo que se llama medicina alternativa, concretamente en su variable herbolaria. Me decía que los grandes monopolios farmacéuticos del mundo estaban preocupados por el peligro de ser desplazados por otros medios curativos que son prácticamente regalados. Esta señora llego a afirmar, que incluso los grandes laboratorios transnacionales, han recurrido al asesinato para quitar de en medio a quienes puedan poner en riesgo sus multimillonarios negocios.

Reflexionando sobre sus afirmaciones, me vi obligado a pensar en varios temas que confirman las ideas de esta humilde mujer.

Anuncios

Un pensamiento en “La farsa del Seguro Popular

  1. Pingback: No solamente debe ser ¡fuera Peña Nieto! Sino básicamente debe ser ¡FUERA EL NARCOCAPITALISMO! y después el NARCOESTADO. | Movimiento Patriótico de Liberación Nacional y de Defensa de la Patria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s