Movimiento Patriótico de Liberación Nacional y de Defensa de la Patria.

En resumidas cuentas la idea es :organizar un Movimiento Nacional de rescate patriótico que cuente con un amplio programa que levante al pueblo y que contenga una propuesta de cómo organizar la nueva nación que surja de ahí.

La Hoja del Pueblo (edicion Morelia,descargar)

Hoja del Pueblo Morelia (version para descargar)

 

“La Hoja del Pueblo”

 Tren Metropolitano (Metro) para Morelia ¡Ya!

Cualquiera dirá que esta es una idea descabellada, pero no, no es así, ya que ciudades con menos habitantes o, más o menos similarmente pobladas que la tierra donde naciera Morelos, tienen servicio de tren ligero y/o Metro. Es más, Uruapan, Lázaro Cárdenas, La Piedad, Zamora y Apatzingán deben tenerlo. De hecho, localidades iguales a estas, lo tienen. En seguida exponemos algunos sitios menores y, otros más o menos igual de poblados que Morelia, que tienen ese servicio.

Morelia vive bajo la arrogante dictadura de sus mini-transportes

Los Teques, Venezuela, con 4 veces menos habitantes que Morelia, con una densidad poblacional parecida a la de  Zamora, Uruapan o Lázaro Cárdenas tiene su Tren Metropolitano.

Valparaíso, Chile, toda su área metropolitana es menor que Morelia y tiene tren urbano.

San Juan de Puerto Rico, también tiene la mitad de habitantes que Morelia y tiene Metro.

Bielefeld, Alemania, es  más chica que Morelia y tiene tren urbano.

Bochum, Alemania, tiene 3 veces menos habitantes que Morelia y tiene tren urbano.

Bonn, Alemania, tiene también tres veces menos habitantes que Morelia y cuenta con ese transporte.

Dortmund, Alemania,  medio millón y lo tiene.

Dusserdolf, Alemania, medio millón lo tiene.

Duisbertg, Alemania, menos de medio millón y lo tiene.

Essen, Alemania, medio millón y también cuenta con él.

Frankfurt, Alemania, con población similar  a Morelia, lo mismo.

Gelsenkirchen, Alemania, tres veces menos habitantes que Morelia y cuenta con uno.

Hannover, Alemania, con una población casi similar a Morelia y también.

Ludwigshafen y Mannheim , Alemania, menos de medio millón lo mismo.

Mulheim Alemania, tiene menos habitantes que  Morelia y tiene

también ese servicio.

Stuttgart, Alemania, pasa del medio millón y tiene su Metro.

Wuppertal, Alemania, menos habitantes que Morelia y es famoso por su tren colgante Schwebebahn.

Amberes, Bélgica, poco más de medio millón y tiene su flamante tren urbano.

Charleroi, Bélgica, tiene la mitad de habitantes de Morelia y cuenta con tren urbano.

Alicante, España,  es menor que Morelia casi dos veces y tiene su tren urbano.

Bilbao, España, toda su área metropolitana es similar a Morelia y allí encuentras uno.

Palma de Mallorca, España, casi por mitad de Morelia y lo mismo.

Helsinki, Finlandia, su área metropolitana  coincide con la población de Morelia y hay.

Lille, Francia, toda su área metropolitana tiene una población aproximadamente igual que Morelia y existe.

Reims, Francia, es 4 veces más chico que Morelia, está como

Zamora, Uruapan o Lázaro Cárdenas igualmente.

Toulouse, Francia, con  población similar a Morelia y hay.

Necesitamos un moderno transporte colectivo en Morelia, eso repercutirá en  progreso social y económico

Newcastle, Inglaterra, toda su área metropolitana es menor que Morelia y tiene.

La Haya, en Holanda, tiene una población aproximada a Morelia, igual.

Catania, Italia, toda su área metropolitana es menor que Morelia  y existe.

Perugia, Italia, es más chica que Zamora  y que Uruapan y  6 veces menor que Morelia y también tiene.

Poznan, Polonia, tiene menos  habitantes de Morelia y ahí está.

Oporto, Portugal, toda su área metropolitana tiene un poco más de habitantes que Morelia y tiene Metro.

Haifa, Israel, tiene menos de 700 mil habitantes cuenta con él.

Berna, Suiza, toda su área metropolitana tiene 660 mil habitantes

y tiene tren urbano.

Naha, Japón, tiene 300 mil habitantes y lo mismo.

Buffalo, E.U. con menos de 300 mil habitantes y lo mismo.

Cleveland, E.U. con poco más de 400 mil habitantes y  lo m ismo.

Newark, E.U. con menos de 300 mil habitantes y ahí está.

Sacramento, E.U. tiene 400 mil habitantes y cuenta con uno.

Uf… y faltan más que no pusimos por falta de espacio.

Se hace esta lista para demostrar que ciudades, menos o, aproximadamente igual de pobladas que Morelia, tienen su servicio de

Tren Metropolitano y no lo han establecido por vanidad, sino porque es un  contrasentido y una salvajada que gente que vive aglomerada en poblaciones que albergan cientos de miles de habitantes, como es el caso de Morelia, no cuenten con ese recurso.

Cualquiera que visite nuestra ciudad capital, sale horrorizado, de la clase de transporte que se tiene en la capital michoacana.

Las combis no son seguras, desde el tipo de carrocería que tienen, la capacidad de frenado de sus balatas, su ergonomía interna, etc. Es decir, no cumplen las más elementales normas de seguridad y de comodidad. No es posible también que el pasaje sea de 7 pesos para todo mundo, cuando en el D.F. el transporte urbano circula distancias kilométricas y el servicio del Tren Metropolitano (Metro) es de 5 pesos de manera universal y, las y los discapacitados y miembros de la tercera edad, no pagan ni un centavo.

El caso de Guadalajara es especial, ya que se trata de una ciudad conservadora, de  derecha en su mayoría y los estudiantes no pagan nada, lo mismo que los niños y niñas que van a la escuela y los miembros de la tercera edad solamente la mitad, etc. (el turquesa y otros servicios de lujo son gratis para discapacitados y tercera edad)

En la perla tapatía el pasaje para las personas mencionadas es de  3 pesos y, eso que recorren distancias que son hasta 5 veces más largas que las que transitan las combis y otros vehículos colectivos morelianos.

Es una realidad que el precio del pasaje en Morelia, ha sido y es una trampa que evita que se desarrolle la ciudad.

Por dar un ejemplo: una familia regular de 5 personas, que viva en Capula; para transportarse a la salida de Mil Cumbres, u otros sitios, por razones de trabajo, estudio o mandado, tiene que gastar un  promedio de 80 a 100 pesos diarios.

Que de no hacerlo, serviría para mejorar su alimentación o su nivel de vida.

Esa es la razón por la que  muchas casas de las nuevas colonias que se han establecido en esa  área  (por donde pasa  la vieja carretera federal 15), están abandonadas.

Lo mismo sucede con todas las colonias de reciente creación en otros rumbos de la ciudad. Ahí están docenas, tal vez cientos de casas y casas abandonadas.

Si el pasaje fuera de 3 pesos,  esas colonias florecerían y se harían más. No importa que lleguen hasta Pátzcuaro o a Quiroga.

En realidad la distancia de Morelia a Tarimbaro, Lagunillas, etc. No es nada comparándola  con la distancia que hay de Zapopán a Tonalá, en el caso de la Perla Tapatía.

Y en el caso del D.F.,  la distancia de Azcapotzalco a C.U. de la UNAM, es más larga que a los municipios mencionados. Y el Metro la recorre en un dos por tres.

En gran parte, por culpa del alto precio del pasaje urbano, las familias de Morelia se privan de muchas cosas.  Hay que tener en cuenta que la mayoría  gasta  más de 500 pesos a la semana en transportarse.

Con el Metro la gente iría más veces al centro y eso significa circulación monetaria.

No es matando de hambre al pueblo como se puede prosperar, sino dándole facilidades para que pueda moverse con más libertad.

Admitámoslo, la única solución del problema del transporte urbano en Morelia, es la construcción del Tren Metropolitano del Valle de Guayangareo.

Mientras no se construyan, cuando menos 4 líneas de red, del tren urbano, estaremos condenados al subdesarrollo.

Y de ninguna manera los macro-buses son una salida, toda vez que estos vehículos del infierno se roban las áreas de circulación urbana.

Y las combis y los camiones que transportan pasaje a los poblados conurbados tampoco; además que estos últimos son unas verdaderas cafeteras que ponen en peligro la vida de las y los pasajeros.

“Y qué va a pasar con los choferes de las Combis, en qué van a trabajar si se hiciera el tal Metro” ___dirán algunos___.

A estas personas les contestaremos, que la medida contempla varias soluciones, las cuales toman en cuenta a  los conductores. A ellos no se les va acabar el trabajo porque habrá nuevas rutas y,  algunas, operarán como alimentadoras de las estaciones del Metro moreliano. Aparte de que la Combi debe ser de quien la trabaja y de ninguna manera de acaparadores que tienen más de un permiso (debidamente encubiertos). Quien explota más de un permiso está fuera de la ley,  desde el momento que estos son nominativos.

Es injusto, escandaloso y hasta  ridículo pues,  que un chofer trabajador, llegue incluso a jugarse la vida para que ciertos acaparadores mantengan bajo su beneficio más de una concesión.

Así que no estamos contra los choferes, al contrario, reclamamos que cada uno de ellos reciba un permiso de los distintos medios de transporte que ya existen y, de otros,  que proponemos en este panfleto.

Construyendo el Metro, eliminaremos la amenaza de los “líderes”, que han mantenido durante años, como rehenes a los pobladores de Morelia.

La sugerencia es que aparte del apoyo federal, estatal y municipal en lo concerniente al ramo 33, y otros ramos y partidas presupuestales, el Metro Moreliano, se haga en lo que se requiera, por suscripción Popular, lo que se traducirá en beneficios económicos para toda la población.

El asunto es que si es una necesidad tan importante, vital y urgente ¿por qué no se hace? Y todos dirán: “es que no hay dinero”  “además, los líderes no van a querer”.

Y si es cierto, no  hay dinero porque el gobierno se lo gasta en tonterías, además de las corruptelas y otras movidas que tienen la caja vacía y al pueblo endeudado.

Sí, endeudado,  porque aunque nosotros no pedimos nada, bien que lo pagamos vía imposición tributaria, pero también con la ausencia o, paupérrimos servicios.

En cuanto a los “líderes” a esos, a esos, debemos oponerle la fuerza popular organizada.

Habrá quien considere que plantear la construcción del Metro moreliano es ir contra los intereses de las bandas organizadas, toda vez que tienen metidas las manos en este negocio, pero a ellos les diremos que tengan presente que Pablo Escobar financio buena parte del Metro de Medellín en Colombia, y que además pueden ser suscriptores de él. Al pueblo no le debe importar de donde salga el dinero, a final de cuentas, lo importante es que se resuelva el problema.

Por otro lado el Metro desmotivará a los que ven como única solución a sus problemas de transportación, el tener un auto privado.

El tren metropolitano de Morelia puede ser elevado en ciertas áreas, en otras subterráneo, el caso es que no estorbe la vialidad de los que diariamente transitan en la ciudad y, desde luego, que no obstruya la vista arquitectónica de la vieja Valladolid y, tampoco, su infraestructura y aspecto coloniales.

El resultado de tenerlo, será menos contaminación, menos ruido y mejor aprovechamiento de las áreas urbanas.

Aunado a ese proyecto debe impulsarse el uso de bicicletas, acompañado de estacionamientos para bicis afuera de las estaciones del Metro; lo mismo que en sitios  estratégicos. Aparcamientos  que deberán ser dependientes del ayuntamiento. (El gobierno debe de disponer de un servicio gratuito de bicicletas para el uso popular. En Guadalajara ya se ha hecho).

“Si está bien el Metro para Morelia, es un buena idea y estoy convencido de su posibilidad y justicia” ___me dijo un amigo___  “pero qué podemos hacer”  “el gobierno no va querer”.

Esa es una actitud derrotista, es estar esperando que los de arriba decidan nuestro destino y, no, no se trata de tener esa visión de las cosas, de lo que se trata es de organizarnos, de no quedarnos así, lamentando y criticando la miopía y las sinvergüenzadas de los administradores públicos, lo mismo que los abusos de los “líderes” del transporte.

Lo que hace falta es actuar y organizarnos en Comités del Transporte Público en cada colonia, barrio y/o comunidad urbana y sub urbana de Morelia. Pedir apoyo a nuestros estudiantes de ingeniería y de otras áreas del conocimiento urbano (Ingeniería Urbana).

Y si no los encontramos aquí, buscarlos en México, Guadalajara, Monterrey, etc.  El caso es que nos elaboren un proyecto, con maqueta y toda la cosa, para que sepamos a qué le tiramos y cuánto nos cuesta hacerlo.

Así de esa manera, asesorados por profesionales en los menesteres que hagan falta, constituir el patronato y elaborar los documentos básicos que le den sustento jurídico y práctico al plan, el caso es, empezar a trabajar por el Metro de Morelia… ¡Ya!

La Guardia Civil Nacional es la única alternativa para lograr la paz en Michoacán y en todo México

Es una realidad innegable, que el clima de inseguridad prevaleciente en nuestra patria, ha llegado a límites intolerables. Ya no existe un solo sitio donde no se tengan que lamentar secuestros y homicidios que son obra del crimen organizado. Lo que hace un contrasentido que se aprese al Dr. José Manuel Mireles Valverde; hombre que logro erradicar a las bandas de municipios y regiones enteras invadidas por los delincuentes. Y todo por no aceptar las condiciones de desarme impuestas por el comisionado de Peña Nieto en nuestra tierra.

Esperamos que este clamor les llegue a todas y a todos los michoacanos, que aún les queda un poco de vergüenza y honor y se unan para exigir la libertad incondicional de este patriota, para que siga con su tarea liberadora del pueblo mexicano.

¡Compatriotas! La situación que prevalece en nuestro país, requiere la atención organizada de las y los ciudadanos de toda la República y no se vale escudarnos en el miedo.

No es posible seguir tolerando el clima de inseguridad prevaleciente y es por lo que debemos organizarnos en torno a un plan que nos garantice certidumbre.

Hace poco le preguntaron al General José Francisco Gallardo  “Qué sigue después de todo esto qué está pasando” y contesto “LA GUERRA CIVIL” y eso es algo a lo que no debemos llegar.

Si Peña Nieto fuera responsable, se plantearía la solución de este dilema y se respaldaría en la organización popular, como lo hicieron Juárez y Cárdenas.

En esas condiciones, los zetas, templarios y demás desestabilizadores, serían extinguidos en breve tiempo, pero para eso se tiene que armar al pueblo, respaldarse en él y no en policías “Profesionales” corruptos.

Mas no lo van hacer, por la simple razón que una vez armado el pueblo, daría cuenta también de ellos. Y no se trata de que se entreguen armas de manera indiscriminada, no, de ninguna manera; eso sería regresar a viejos tiempos en que todo mundo traía pistola al cinto.

Y tampoco debemos caer en el desastre norteamericano, en que hasta las y los niños tienen acceso a las armas, lo que ha provocado tantas tragedias escolares.

No, armar al pueblo es hacerlo con orden, disciplina y entrenamiento adecuados, formando destacamentos adiestrados, con sitios de asentamiento estratégico en cada municipio. Es decir, todo debe estar debidamente reglamentado y ahí entra la ciudadanía a opinar cómo debe hacerse. Escuchar a los militares y expertos pero finalmente decidir ellos cómo deben hacerse las cosas.  Así pues, en base a la argumentación presentada, consideramos que debe conformarse La Guardia Civil Nacional, la que será un contrapeso a la existencia de un ejército y policía federales, que pueden desembocar en una dictadura de facto. Esta Guardia será un equilibrio entre fuerzas armadas que evitará abusos de poder y mantendrá la tranquilidad civil.

Las instituciones castrenses actuales ejercen funciones que corresponden a la autoridad civil, lo que es inconstitucional, ya que sus diligencias por ningún motivo deben ser policiacas. Aparte de que sus actividades estorban el desarrollo de la democracia, llegando su presencia, en determinados territorios, a influir en la balanza electoral.

En cuanto a la organización de la Guardia Civil Nacional, las y los legisladores deben ponerse a trabajar para crear el marco jurídico que permita su institución.

No partirán de cero, ya que existen principios constitucionales para que el congreso de la unión elabore la ley orgánica reguladora de la Guardia Nacional, como lo indica la fracción XV del Art. 73, la fracción IV del Art. 76 y el Art. 78 y 89. Asimismo está la fracción III del Art. 31 y la fracción IV del Art. 35, para que se incorpore la ciudadanía a dicha Guardia Nacional.

Es medular decir que esta Guardia viene siendo el empoderamiento del pueblo en base a sus derechos constitucionales. Y ¿Qué derecho constitucional puede ser más grande, que el pueblo sea armado o se arme en defensa de su familia y de su patria? Lo cual es legítimo ante la ausencia de una autoridad que no garantiza la seguridad ciudadana. El derecho a defenderse está consagrado en la constitución y en la declaración universal de los derechos humanos.

Es una realidad que el ejército, la Marina y la fuerza aérea, junto con la policía en todos sus niveles, han demostrado su ineficacia y, por el contrario, las policías comunitarias y las autodefensas han verificado su efectividad.

En realidad solo la Milicia Civil puede parar todo este clima de inseguridad y de abusos: pago de piso, extorsiones, secuestros, pérdida de niños, tráfico de personas, etc. los hechos lo demuestran.

Históricamente es el pueblo armado, es decir, La milicia Civil, la que nos ha defendido de las invasiones extranjeras y que nos dio Independencia, Reforma y Revolución.

La Guardia Civil Nacional que sugerimos, es convertir a la ciudadana o ciudadano voluntario en soldado del pueblo: al tendero, al peluquero, al profesor, al estudiante, etc. todas y todos en defensa de nuestra seguridad y tranquilidad pública.

Pero las guardias comunitarias y las autodefensas, deben tener una  coordinación nacional, para poder cercar hasta en el último rincón del territorio, a los delincuentes. Y esa expresión institucional a nivel republicano es la Guardia Civil nacional.

Como ya hemos señalado, esta Guardia está contemplada en la constitución, y no se ha querido activar, porque no le conviene al gobierno que el pueblo se arme; ya que una vez que el pueblo este armado podría hacer efectivo el 39 constitucional.

Pero sobre todo a quien no le conviene que se arme, es a las transnacionales, porque así se echa para atrás el plan Rumsfelfd. (El que consiste en el control del pentágono sobre nuestras fuerzas armadas).

El funcionamiento de la Guardia Civil Nacional será específico y estará regulado por el pueblo organizado. Siendo tentativamente estas sus funciones, las que proponemos a la consideración de toda la ciudadanía, para que a su vez, se exijan en la voz de los legisladores.

1. La Guardia Civil Nacional debe entrenar y preparar a la ciudadanía para auto-protegerse en caso de ataques de delincuentes y de desastres.

2. Reglamentar y organizar esa Guardia con un criterio distinto a la verticalidad del mando presidencial y de la dirección de las fuerzas armadas, las que además carecen de ética democrática y popular.

3. Los mandos de La Guardia Civil Nacional deben recaer en una estructura distinta a la del ejército regular, ya que debe estar constituida por civiles que tengan un alto sentido cívico.

4. El pueblo no debe vivir temeroso de incursiones castrenses que ocupan gente que no tiene el menor sentimiento de cariño hacia la tierra que pisa con sus botas.

5. El criterio de la Guardia Civil Nacional no debe ser el de la muerte, sino el de la vida.

6. No podemos vivir bajo el miedo cuando llega el ejército o las policías federales a nuestros pueblos; en sustitución se debe contar con un destacamento de la Guardia Civil Nacional que asuma la responsabilidad en casos extraordinarios, cuyas vanguardias y mandos serán integrados por la propia población regional.

7. La roturación de campos incultos, apertura de canales de riego y la realización de otras obras civiles que repercutan en la productividad y, en general, contra las 6 íes de la ignominia, deben ser, entre otras, las tareas de la nueva Guardia Civil Nacional. (Estas tareas las desempeñaran bajo horarios y días elegidos por los miembros, se pueden establecer los sábados ciudadanos). Aparte de que se debe exigir que lo mismo haga el ejército regular.

8. La función de esta Guardia no debe ser policiaca, sino de protección popular contra todo tipo de desastres y posibles intervenciones delincuenciales, lo mismo que extranjeras y ser también salvaguarda de nuestras instituciones y soberanía.

9. Esta Guardia no debe ser un nuevo nido de burócratas ni de soldados a sueldo, sino que su integración debe ser exclusivamente voluntaria.

10. Su funcionamiento solamente debe ser coyuntural en casos de desastre (lo que incluye quemazones, ataques a la población civil, abuso de sicarios con o sin uniforme, etc.). En tiempos tranquilos sus actividades ya se mencionaron en el punto 7.

11. Una vez pasada la eventualidad, el o la persona perteneciente al destacamento, regresará a sus actividades cotidianas, toda vez que el principal requisito para pertenecer a dicha Guardia, será que el miembro desempeñe un trabajo lícito. (No se trata de reclutar lumpens ni malvivientes ni resentidos ni delincuentes que después se alcen sobre la población; resultando peor el remedio que la enfermedad).

12. Deberán conformarse destacamentos obreros y estudiantiles voluntarios, a partir de los sindicatos y de los distintos centros escolares de educación superior.

13. Asimismo deben integrarse patrullas femeninas de voluntarias, la tarea de cuidar nuestras poblaciones y ciudades es de todas y todos.

14. No debe aplicarse la leva, sino que su integración derivará de la voluntad individual. De esa ciudadanía que vive bajo el temor y que ya está harta de los abusos de los delincuentes uniformados y de los no uniformados.

15. Su entrenamiento será en horarios adecuados y/o los fines de semana y no se devengará sueldo por ello.

Y no, no es una utopía lograr esto, es cosa de sondear en todos los municipios y poblaciones en general y veremos que surgirán 3 voluntarios (cuando menos) por cada 200 habitantes. Lo que hace que una metrópoli como Morelia con su zona conurbada, nos reportará un promedio de 15 mil patriotas dispuestos a jugársela por su familia, por Morelia, por Michoacán y por México. Así que échenle cuentas de cuantas Morelias hay en la nación y tendremos que eso es poner sobre las armas a más de un millón de compatriotas. Armados con escopetas, con guadañas, con puñales y hasta con piedras, pero ya basta de que secuestren gente, que quemen vehículos de personas inocentes, que pongan en peligro la vida de nuestras hijas, hijos, nietas, nietos, etc. Al que le duele le duele, por eso Peña Nieto, los gobernadores indolentes, los diputados cobardes y senadores sin corazón, anteponen leyes, que según su punto de vista, prohíben que el pueblo se arme y se organice.

Sí, ya sabemos que alguien va a decir “pero si la guardia esa ya existe”, si, así es en efecto, pero solo en el papel porque en la práctica no funciona, además que su criterio constitutivo no tiene nada de democrático y ya es obsoleto, por eso hablamos de algo distinto, es decir, de una nueva Guardia Civil Nacional, con los principios ya sugeridos.

Construir el Metro de Morelia no es cuestión de ideologías, sino de necesidades reales. Aquí no importa si eres de derecha,  de izquierda o de centro.

El transporte en Morelia es un caos y no podemos ser rehenes permanentes de pandilleros incrustados en el servicio de pasaje urbano.

Tenemos propuesta para resolver el desbarajuste, no somos gente que esté en contra de todo y a favor de nada.  Debe quedar claro que nuestros enemigos no son los conductores, en realidad ellos también son víctimas.

¡Tenemos Patria antes que partido!

Los panistas y los priistas patriotas, deben recordar al general Miguel Negrete, quien siendo conservador, al ver que Francia nos invadía en 1861, se cambió de bando y lucho contra el invasor, exclamando… ¡Tengo patria antes que Partido!

Este hombre congruente con su manera de pensar y su patriotismo, una vez expulsados los franceses, siguió siendo un conservador y enemigo de los liberales. ¡Patriotas!  Lo importante es no permitir que los extranjeros se apoderen de nuestra riqueza petrolera, ya después de conseguirlo, seguiremos con nuestras posturas ideológicas. Lo importante es reflexionar en que… Primero es México.

La guardia Nacional no es un invento de la izquierda, ya que está contemplada en la constitución y, debe saberse, que el Senador por Jalisco en los años 80s y el Senador Conchello, dos ilustres panistas, exigieron en su momento, que se organizara.

Anuncios

2 pensamientos en “La Hoja del Pueblo (edicion Morelia,descargar)

  1. muchos buenos sueños amigo pero,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s