Movimiento Patriótico de Liberación Nacional y de Defensa de la Patria.

En resumidas cuentas la idea es :organizar un Movimiento Nacional de rescate patriótico que cuente con un amplio programa que levante al pueblo y que contenga una propuesta de cómo organizar la nueva nación que surja de ahí.

La lucha interna en la izquierda es feroz.

MORENA-AMLO

(como aclaracion este escrito se hizo hace 3 años,pero anunciaba lo que hoy se puede ver,solo se modificaron algunos detalles para adaptarlo a este tiempo )

José Vasconcelos decía que era expresión de incapacidad personal y política, el que un líder o político, no fuera capaz de plasmar con claridad su pensamiento en el papel.

Ya entrando en materia, lo primero que quiero tocar, es el hecho de que en el Colectivo Regeneración hay una cierta propensidad peligrosa hacia el juicio de autoridad que representan personajes como: Primitivo, Horacio, Manuel Sánchez y Carlos Villarreal. Algo que veo con cierta preocupación, ya que se escuchan sus disertaciones, como si se tratara de la última palaba, una especie de voz de ultratumba, como la que escucharon (y aplicaron sus directrices) durante décadas los partidos “marxistas” del mundo (PCM y PPS en México) de la voz de Stalin. Y eso, a mi pensar, pone en riesgo el encuentro de caminos acertados para llegar al éxito de nuestros ideales. (No olvidemos que la verdad está ahí siempre, sólo que seguido le ponemos trampas para no encontrarnos con ella, como le dijera San Ambrosio a San Agustín de Hipona en sus históricas conversaciones filosóficas). Yo fui invitado a una asamblea en Mexicaltzingo y allí fui elegido para formar parte de una comisión organizadora. Después, de facto, me vi como parte del Colectivo Regeneración del cual, tácitamente, formo parte ahora. El problema es que veo como que ahí existen miembros de primera y miembros de segunda, siendo mi caso, al menos así lo percibo, de segunda. Sin embargo continúo ahí porque pienso que tengo algo que aportar en la construcción de Morena como instrumento de la Liberación Nacional que necesita nuestra patria. No estoy pues allí, porque ande buscando posiciones de poder o la satisfacción de mi ego, ni tampoco porque no tenga a donde ir y, mucho menos, porque represente intereses ajenos a México. Recomiendo a las compañeras y compañeros que busquen un libro de Víctor Serge que se llama “Todo lo que tiene que saber un revolucionario sobre al represión” y se darán cuenta que los agentes del gobierno no buscan la destrucción de los partidos y organismos de oposición al Estado, sino la mediatización de estos. Es decir, al gobierno no le conviene que Morena deje de existir, al contrario, le conviene que exista, pero como una válvula de seguridad. Válvula que le garantice que las masas no van a salir a la calle a destronarlos.

Así pues, esa es la verdadera labor de la policía política en los partidos y en los organismos de oposición de Izquierda: mediatizar. Algunos tal vez no sean policías, pero bien que le sirven al gobierno con sus consignas y tareas equivocadas. Así tenemos que finalmente el objetivo de la policía política y de los pentontos útiles, es hacer que las organizaciones de oposición y partidos de izquierda, no salgan de sus oficinas y de sus discusiones bizantinas. Y se dediquen, básicamente, a la construcción de instrumentos, que no se salgan ni un ápice, de las reglas impuestas por el estado. Puede ser también que lleguen a conducirlos a que enfrenten al enemigo (Estado) en trincheras equivocadas y estériles: gestionando servicios sustituyendo la acción cívica organizada, defendiendo casos aislados de injusticias, vendiendo lotes para abatir parcialmente el problema de vivienda, haciendo plantones estáticos sin brigadeo organizativo que vaya conformando estructura, etc. A los mediatizadores lo que les interesa, es que los organismos de izquierda anden de apoya-apoya y de contestatarios, pero que de ninguna manera se dediquen a organizar distintos frentes de lucha popular, de manera escalonada y estratégicamente planeada. Lo que quieren los mediatizadores (profesionales algunos y otros simplemente pen… con iniciativa), es lograr que las organizaciones de izquierda se la pasen haciendo grilla, esperando tranquilitos las elecciones para que se repita lo de toda la vida: el ya casi ganamos, el estuvimos a punto y, conformarse, con una que otra regiduría y/o curul plurinominal. (Y uno que otro grano de a libra por mayoría). En el caso de Morena, los mediatizadores ven con horror que esta se llegue a convertir en el paladín de las necesidades populares. Unos porque traen consigna por parte del Estado y las agencias de espionaje internacional que sirven a la oligarquía mundial y, otros, porque simplemente tienen miedo y flojera de salir de manera disciplinada a organizar a la calle: uno, dos, miles de comités. Saben que esa tarea implica abandonar muchas cosas y observar una vida de sacrificio y renunciación a la familia, a las reuniones sociales, a las visitas y compromisos diversos, a desequilibrar su vida económica, etc.

Y el problema estimadas y estimados compañeros, es que no hay de otra: o nos  convertimos en los grandes  organizadores de masas o, seguiremos en las mismas:  un partido electorero,  siempre estará en el umbral de la victoria. La que además en caso de obtenerse será pírrica y endeble al no contar o con un fuerte respaldo popular organizado.

Un pequeño paréntesis Al mencionar agentes internacionales, esto no me lo saco de la manga, sería bueno que buscaran un pequeño escrito de Albert Einstein que se llama ¿Qué Socialismo? Donde el genio de la física moderna señala, que todos, absolutamente todos los partidos se encuentran infiltrados por los intereses macroeconómicos del gran capital y que por esa razón no llegan a los congresos representantes que pongan en peligro la base de sus capitales. Para dar un ejemplo, sería bueno notar que ningún diputado convocó ni convoca a la lucha popular contra los bancos y los consorcios usureros. Lo que se puede hacer saliendo a los barrios, colonias o comunidades a formar Comités de Damnificados y Atropellados por estos desalmados agiotistas. El Barzón cumplió esa tarea pero de manera muy restringida y otros organismos han defendido y defienden a los deudores de tarjetas de crédito, mueblerías, etc. pero cobran y sólo defienden al que se arrima, pero no salen a los barrios a conformar comités y juntos conformar un Frente Nacional de Victimas del Agio y de la Usura. Lo que debe incluir enfrentar a prestamistas de todo cuño __algunos de ellos son Obradoristas, como el caso de Agustín la tombocha de Cantabria, comunidad de Zacapu, sujeto que ha despojado de sus casas a varios zacapenses y que Obrador no tiene el menor empacho en que sea siempre de su comitiva cuando va a ese municipio__ El problema es que solamente se le echa bronca a los gatos de la oligarquía (Calderón y ahora Peña Nieto) y se dejan intactos a sus jefes verdaderos: Salinas Pliego, Coppel, BBVA, Santander, etc. Y digo que intactos porque no se trata nada más de decir que son ladrones, sino que hay que organizar la lucha popular contra ellos: tomas de sus changarros, bloqueo de bancos, huelga de pagos, etc. Si alguna de nuestras figuras políticas nacionales convoca a crear el frente de damnificados de Elektra, Famsa, crédito familiar, financiera independencia y demás agiotistas regionales, que tienen en la desesperación a varias de sus víctimas, que no quepa la menor duda que generarán un movimiento de masas de pronóstico reservado. Y eso es base social orgánica, aparte de que despertaría simpatías entre millones de compatriotas que ya embalados conformarían más frentes de lucha, toda vez que los triunfos generan entusiasmo y por ende: más triunfos y las derrotas más derrotas. La tarea es pues: crear uno, dos, tres muchos frentes de lucha para traer pendejo al gobierno y ponerlo en jaque, con lo que además se inutilizará su capacidad represiva.

Continuamos Todo lo argumentado obedece a que en las reuniones del Colectivo Regeneración se han discutido varios temas; en los que llaman la atención dos asuntos que considero, no han sido suficientemente discutidos; los que además, a mi juicio, están íntimamente ligados, y son…

1. La petición de una compañera de no atacarnos entre nosotros y que debemos mantener la unidad.

2. El señalamiento que hice sobre la actitud de Burgos en el 11 distrito (actual presidente del comité de Morena en Guadalajara) con respecto a mi propuesta organizativa.

En torno a esos puntos, quisiera decirle a la compañera María Luisa y al compañero Burgos, que yo no tengo animadversión contra nadie y que la disertación de mis ideas es porque pretendo influir con mis puntos de vista (derivados de 48 años de lucha y estudios), en el curso del desarrollo de Morena, lo que hago de buena fe y con la firme intención de hacer de nuestro nuevo partido, el instrumento libertador del México que heredaremos a nuestros hijos y nietos. Quiero también decirle a la compañera María Luisa que en la izquierda nunca ha habido unidad y que, quien se la ha pasado buscándola, solamente ha perdido el tiempo, aparte de que esa tarea frecuentemente nos aleja del pueblo, porque el espacio que invertimos en estar convenciendo a quien no quiere convencerse, lo deberíamos de utilizar en organizar al pueblo, en unir, a los que sí quieren derrotar a sus enemigos. Es bueno recordar que el pretende hacer amigos con todo el mundo, termina por perder los verdaderos amigos que tiene. Esto significa que no se puede estar bien con Dios y con el Diablo. O, que el que sirve a dos amos con alguno queda mal. Así nosotros, debemos procurar hacer amistad con el pueblo y no con una “izquierda” corrupta y quisquillosa. Por otro lado, la unidad a toda costa termina por encumbrar la dictadura, ya que suele llamarse unidad a lo que plantean unos u otros, según sea el caso del que triunfe e imponga su hegemonía. Y se le llama desunión cuando no hay unidad en torno a sus puntos de vista. Es en ese sentido que pretendo ser un Bolchevique, es decir, en que considero que no hace falta unirnos con simuladores, con pusilánimes, con arrogantes que no mueven ni a su familia, sino que con un puñado de gente decidida, podemos, bajo una nueva versión dialéctica del bolchevismo, organizar grandes movimientos populares que pongan en un callejón sin salida al desorden establecido, el que hoy por hoy, está hecho gobierno. Y claro que rechazo el bolchevismo en el aspecto vertical de las decisiones que sustituyeron finalmente al soviet, es decir, a los consejos del pueblo, ya que de esa sustitución sobrevino la dictadura estaliniana y, por lo tanto, la desaparición de la URSS. Por tal razón, en vez de buscar la sumisión a mandos de pretendidos ayatolas, en todo caso lo que debe imperar entre nosotros es el centralismo democrático, lo que significa: Absoluta libertad en la discusión y absoluta unidad en la acción. Estoy convencido que buscar la unidad entre una bola de grillos de presunta “izquierda”, solamente entretienen el desarrollo dialectico de la historia. Y que son las acciones las que unifican, ya que la acción opera como un crisol donde se funden voluntariedades y egos personales, generando finalmente la obra deseada, al vaciar el acero fundido en el terreno del porvenir. El cual no puede ni debe ser otro, que la construcción del Poder Popular. (Ya decía el dirigente revolucionario brasileño Carlos Marighella,: “El que está en acción, está en la dirección).

La lucha interna de izquierda suele ser más feroz que la lucha contra los enemigos de clase Dicen que para que la cuña apriete ha de ser del mismo palo y, así es en efecto, la lucha entre nosotros adquiere muchas veces, caracteres más feroces que contra la misma derecha y que contra el capital en ocasiones. Si no lo aceptamos, sería justo recordar que Stalin liquidó a toda la vieja guardia bolchevique asesinándolos prácticamente a todos, es decir: toda la hélade intelectual que hizo la revolución, fue llevada al asesinato gansteril (Kírov, Trotsky, etc.) y también al paredón de fusilamiento (procesos de Moscú). La discusión en la tribuna terminó con las balas. La verdad no estoy muy seguro si algunos perredistas y morenistas y demás istas (petistas, pepesistas, frente cardenistas, etc.), si hubieran vivido en esos tiempos, no hubieran ya recurrido a liquidar a sus enemigos internos a balazos.

La lucha de contrarios entre la izquierda ha sido históricamente a muerte. Pero bajo esta etapa, espero que impere la buena fe y nos sacudamos de la egolatría de los intereses personales y del odio y, que por el bien de México, aceptemos las ideas triunfadoras en él debate y la votación, con absoluta entrega y disciplina. Es frecuente que ciertas propuestas, aunque se llegan a imponer por mayoría, las hacen a un lado y terminan haciendo lo que quieren los que están en la cúpula, a mí ya me ha pasado varias veces: logro ganar a mis posiciones a la gente en las asambleas y los dirigentes se pasan por abajo de los H… la decisión colectiva. A menudo se manipula la votación, se ignora a la disidencia y así no se vale, eso no es democracia. Lo cual es un contrasentido, ya que constantemente muchas de las organizaciones de presunta “izquierda” exigen democracia afuera, pero no la practican dentro.

Esa fue mi desilusión con Burgos, es decir, el hecho de que él no convocó a votación mi propuesta, sino que impuso su manera de pensar y me ignoró. Cuando lo correcto era haber llevado a la discusión colectiva lo que él y yo expresábamos, y que se decidiera por votos, así, si él obtiene mayoría, ni hablar, a entrarle con fe a repartir nopales, medicinas y todo tipo de cosas que hacen por costumbre electorera los priistas, es decir, dar limosna. Y que si ganaba mi propuesta que consistía en organizar un comité de Morena en cada una de las 3 mil colonias de la Zona metropolitana, en torno a un programa de demandas que contemplaran las necesidades (precio del pasaje urbano, eficacia y amplitud de los servicios médicos municipales, lucha contra la usura, etc. etc.) de las y los habitantes de la perla Tapatía: adelante… a crear las brigadas necesarias para hacerlo (yo expuse todo un plan para lograr esos 3 mil comités en un plazo de 3 meses). Pero qué pasó, ya lo dije en líneas anteriores, simplemente me ignoró y se dedicó a andar repartiendo nopales y a regalar medicinas en unas cuantas colonias (las que conseguía a medias o casi caducas). Practica que aprendió del PRI donde militó siempre.

En torno a lo anterior, insisto en que por ningún motivo debemos aceptar la estrategia ni la táctica priista, toda vez que no son ni deben ser aceptados como nuestros maestros. Algunos dirán ¡Es que les ha funcionado! Y sí en efecto, les ha funcionado para engañar y gobernar en nombre del pueblo: traicionándolo. Lo que no se puede hacer con la organización popular, ya que tarde o temprano, ésta, termina por alejar a quien así procede. ¿Qué esa era la línea indicada por la cúpula? Pues muy mal hecho, porque se supone que somos defensores, por excelencia, del federalismo. ¿O no acaso Obrador se reclama juarista y ha dicho muchas veces que don Benito fue el mejor presidente que ha tenido México? Pues sépase bien que el luchó años por defender las ideas federales contra las centralistas de los conservadores y que muchos mexicanos murieron en la guerra de reforma por el ideal federativo. Esto significa que Morena debe actuar bajo principios federalistas, toda vez que cada estado, es más, cada municipio tiene caracterologías propias. Es como se dice en medicina: no hay enfermedades… hay enfermos.

Jorge Pineda Mora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s