Movimiento Patriótico de Liberación Nacional y de Defensa de la Patria.

En resumidas cuentas la idea es :organizar un Movimiento Nacional de rescate patriótico que cuente con un amplio programa que levante al pueblo y que contenga una propuesta de cómo organizar la nueva nación que surja de ahí.


Deja un comentario

Una vez más la tragedia de no contar con un servicio seguro y eficiente de combustible, sacude y enluta al pueblo mexicano.

hospital_cuajimalpa-explosion_hospital_infantil-hospital_materno_infantil_cuajimalpa_MILIMA20150129_0351_11El Movimiento Patriótico de Liberación Nacional y de Defensa de la Patria, desde hace tiempo ha reclamado que ningún partido tiene una propuesta sobre el asunto del gas de consumo popular.

Es por eso, que de manera tentativa, queremos abrir a la discusión y a la reflexión nuestras propuestas.

Un promedio de no más de 5 familias controlan la distribución del gas de uso doméstico en el país. Todas las familias mexicanas tenemos que soportar una serie de abusos de estos distribuidores que se han enriquecido escandalosamente a costa de un bien común como lo es el gas, ya que este es un derivado del petróleo, y como todos sabemos, el subsuelo le pertenece a la patria y por lo tanto a todas sus hijas e hijos que somos todos los mexicanos y mexicanas que vivimos en México.
Lo cierto es que a pesar de tener suficiente gas, de manera inexplicable se importa del extranjero y aun así, sus Ganancias son estratosféricas teniendo en cuenta el mercado cautivo que tienen y el volumen de sus ventas como consecuencia de este hecho.
Por esa razón tenemos que promover una ley que limite las ganancias de los distribuidores, obligándolos a dar un precio justo, para lo que se les debe hacer una auditoría, la que seguramente demostrará que si pueden vender mucho más barato el combustible.
Debemos pugnar pues, porque den mejor servicio, reorganicen la distribución con medios más seguros y no en esas bombas de tiempo que son los cilindros de gas y sus carros tanque.
Y de no someterse a las necesidades populares, plantear ante el congreso una ley de expropiación por causas de utilidad pública de esas empresas gaseras que han lucrado sin piedad con el pueblo.

1. No es tolerable que un promedio de 5 familias sigan controlando la distribución del gas de uso doméstico en el país.
2. Debemos exigir que el precio del gas para el pueblo, sea el mismo que le dan a los industriales; ya que se sabe que estos tienen precios preferenciales.
3. No debemos seguir soportando la serie de abusos de estos distribuidores de gas, los que se han enriquecido escandalosamente a costa de un bien que tenemos de sobra, ya que es un derivado del petróleo y que solo es cuestión de decidirnos a explotarlo racionalmente; lo más grave es que importamos nuestro propio gas.
4. No debemos aceptar que las gaseras sean monopolio de unas cuantas familias y que tengan a toda la República como un mercado cautivo.
5. Es escandaloso que importemos el gas de empresas españolas como Repsol, Iberdrola, Unión Fenosa, Gas natural, etc. compañías que no producen nada y que son unos revendedores, ya que se lo compran a Perú y a Nigeria.
6. No es posible que hace menos de 20 años, todavía pudiéramos cocinar con petróleo diáfano, el cual se conseguía a 20 centavos el litro, lo que hacía que una ama de casa resolviera el problema de combustible con 6 pesos mensuales (eso si se gastaba un litro al día, pero en realidad era menos).
7. Es por eso que a la par de mover otras posibilidades alternativas de combustible para el pueblo, debemos exigir que PEMEX vuelva a producir ese viejo petróleo, que tan útil fuera, no sólo como combustible para cocinar, sino para otras muchas actividades económicas.
8. Nuestros científicos deben trabajar sobre la posibilidad de generar otras posibilidades alternativas de combustibles baratos para el pueblo, que no sean contaminantes y destructores de nuestro ambiente.
9. Investigar concienzudamente si el gas natural ofrece mejores expectativas en su consumo doméstico, el que debe estar debidamente dotado de mercaptanos.
10. Exigir que las empresas gaseras cumplan el compromiso adquirido, desde hace tiempo, y que consiste en renovar todos los tanques.
11. En caso de que las gaseras no acepten renovar esos potenciales explosivos, exigir su nacionalización y/o municipalización.
12. No debemos aceptar que el gas siga siendo transportado peligrosamente en cilindros y carros tanque.
13. Se deben instituir empresas municipales gaseras que lo distribuyan mediante una extensa red de tubería municipal, lo que de paso eliminará la peligrosidad de los tanques.
14. Convocar a Foros Populares en los distintos municipios para estudiar la posibilidad y vialidad del establecimiento de una red de gas entubado seguro y con el instrumental moderno adecuado de sella automática de fugas. En esto convocar a nuestros técnicos instrumentalistas profesionales, de los distintos tecnológicos del país, a participar en su creación.
15. Exigir que se limiten las ganancias de los distribuidores, obligándolos a dar, aparte de un precio justo, el apoyo a nuevas formas de distribución segura de combustible. Y si no lo hacen, que se proceda la nacionalización y/o municipalización de sus empresas.
16. Establecimiento de los depósitos en zonas adecuadas, seguras y alejadas de toda población, no debemos permitir un San Juanico más.

Responsable de la publicación….. Pineda

Anuncios


Deja un comentario

Los Partidos y la mayoría de los grupos políticos, tienen programas ambiguos, imprecisos y confusos.

text7908PARTIDOS

A veces producto de la ignorancia, pero también frecuentemente encierran pusilanimidad, corrupción y, lo peor, en ocasiones son el freno que utilizan  provocadores y policías

En México y en varias partes del mundo, nos encontramos con partidos, grupos insurrectos y organizaciones sociales que no han logrado abrir la discusión seria para elaborar un programa que ponga al pueblo en acción.

La mayoría de estos grupos y partidos, cuentan con  documentos ambiguos y poco precisos. Tan es así, que los partidos nacionales no tienen proyectos definidos en los estados y en los municipios. En realidad sus direcciones estatales y municipales han demostrado su incapacidad para elaborarlos.

La verdad es que no han logrado construir un partido que sea alternativa de poder social. Lo que queda plenamente demostrado cuando ni siquiera sus secretarías son la fiel reproducción de sus símiles gubernamentales.

Lo que manifiesta que no se proponen ser opción sería de gobierno. Si así fuera, deberían crear también nuevas secretarias y/o comisiones que sean el instrumento de solución de los problemas que no contemplan los partidos de la derecha y del PRI.

La falta de un programa a largo plazo y su instrumentación en comisiones y/o secretarías efectivas que si actúen de verdad, es la más fehaciente demostración de su futura incapacidad para gobernar. Esa grave incorrección es lo que provoca que cuando algún partido de izquierda llega al poder, tienen la necesidad de pedirle al PRI o a la derecha reaccionaria, prestados a sus administradores, porque dentro de sus filas no existe militancia capaz de hacer el trabajo. Esto es algo que los ha llevado a tremendos escándalos y fracasos.

Algo que también acostumbran hacer, es darle posiciones a gente despolitizada, personas que jamás han participado en la lucha. Su argumento para hacer esto es que los miembros del partido no tienen capacidad administrativa y son solamente grillos, rolleros, problemáticos, anarquistas, que no acatan ordenes, que no tiene el perfil, etc. etc.

Y, No, esa No es la verdad, cuadros de izquierda revolucionarios capaces hay varios, lo que pasa es que no tienen aceptación por las camarillas que dirigen los partidos, porque entonces no pueden pasársela tranquilos: haciendo política de fin de semana, cuando los deja la vieja ir al partido,  sin realizar acciones efectivas.

Lo que pasa es que muchos dirigentes no quieren elaborar un plan de alcance histórico revolucionario porque no les interesan más que sus negocios particulares o sus muy directas ambiciones personales.

Otros quieren conservar sus cotos de poder e influencia para vender lotes, lograr diputaciones, regidurías o ciertos puestos públicos que les den dinero y poder. Por esa razón no van a quebrarse la cabeza en elaborar planes de envergadura nacional e internacional.

Existe comúnmente también el hecho, de que los dirigentes de dichos partidos y grupos, francamente deambulan en el mundo de la ignorancia política revolucionaria. Esto a pesar de que cuenten con sendos títulos universitarios. Lo que pasa es que no se ha comprendido que en las universidades se prepara para mantener el sistema y no para revolucionarlo, por esa razón cuando ponemos a trabajar a un abogado, a un médico, a  cualquier profesionista preparado por las instituciones educativas vigentes en posiciones claves donde pueden desarrollar proyectos revolucionarios, estos no se logran sustraer frecuentemente de lo que aprendieron en las instituciones educativas de corte napoleónico. Y terminan por plasmar sus conceptos liberales-burgueses en sus proyectos.

Por eso tenemos el proyecto de impulsar la creación de un Instituto Libre de Ciencias Políticas donde se aprenda a revolucionar y no a engrasar y a cambiarle piezas al sistema.

También hay tontos útiles al gobierno  que se dedican a confundir y a entorpecer el desarrollo de las organizaciones a posiciones verdaderamente revolucionarias y de clase desempeñando el trabajo que ni mandados hacer.

Pero también hay casos de verdaderos provocadores y agentes al servicio del estado, los que cumplen la tarea de mantener en la mediocridad a los partidos y grupos de izquierda, no los mandan a destruirlos que quede claro, eso no le conviene al sistema. Al sistema le interesa que sigan existiendo, pero dentro de los límites de la mediocridad, así servirán como justificación de una aparente democracia ante el interior y ante el exterior. Y también en ocasiones como válvulas de seguridad.

El profesor Raúl Torres (Colombo) que sobrevivió al golpe de estado en Chile,  decía que el gobierno sabía en qué momento usar esas válvulas de seguridad. Y permitía que le llamaran ratero, asesino, corrupto, etc. de acuerdo a las necesidades de distensión, lo cual cumplía el fin de impedir y eliminar cualquier peligro de rebelión que pudiera desembocar en un franco levantamiento contra el estado, convirtiéndose en insurrección revolucionaria.

De acuerdo a este juicio, es de inferir que es un error pensar que un policía o provocador se filtra en una organización de izquierda con el fin de destruir. No, al contrario, él lo que va hacer es entorpecer su crecimiento con reflexiones que desvíen las ideas audaces que tiendan a hacer crecer el partido o grupo. Él no está ahí para provocar la represión que destruya, sino para impedir las acciones que consecuenten crecimiento en la influencia social. Que siga el grupito pero sin avanzar, que siga siendo un partidito bonsái y no un árbol frondoso que de cobijo al pueblo.

Una cosa que es notable de acuerdo a lo que mencionaba Víctor Serge, es que los agentes nunca son generosos en sus aportaciones económicas, a pesar de contar con recursos, porque saben que si dan suficiente dinero, entonces la organización puede crecer y salírseles de control.

La solucion :Construir el verdadero Poder Popular 


Deja un comentario

La construcción del Poder Popular no es cuestión de violencia, es de eso, de construir.

destruirMexicovsconstruirMexico

Construir el poder popular es  el único camino para sacar adelante a México. Y esto no se hará solamente con la clase obrera, sino con la participación de lo más avanzado de la sociedad.

Y la genuina organización popular revolucionaria posiblemente pueda cambiar de nombre pero jamás en su objetivo de construir ese  Poder Popular.

Es común que gente de izquierda que cree en la guerrilla caiga en posiciones de derecha, es como un doctor zapatista seguidor de Marcos,que posteriormente, según supimos, recomendó el voto útil a favor del traidor Fox.

Estos compañeros que le apuestan solamente a la guerrilla, al terrorismo y a toda forma de violencia, difícilmente llegan a aterrizar en que, sobre todo ahora en estos tiempos, se trata de construir el Poder del Pueblo y no de asaltar el poder del estado con un manojo de valientes, ya que cuando el poder se toma por asalto violento, necesariamente se tiene que desembocar en la dictadura de ese puñado de valientes que sustituyeron al pueblo, terminando en gobernar a nombre de él. Estableciendo pues, no la Dictadura del Proletariado, sino la Dictadura en nombre del Proletariado.

 Es importante decir que es curioso que muchos que defienden la violencia armada como única vía revolucionaria, colaboran con los enemigos de los pobres o mantienen una actitud de simuladores porque dicen que a final de cuentas, eso no es malo, toda vez que la única salida real a la situación en que vivimos, es la violencia, y que mientras llega la revolución armada no es ningún pecado nadar de muertito, es decir, hacerse tontos, como que la virgen les habla.

Es frecuente que esta clase de “compas” se dediquen a su vida privada, a tomar (son unos viciosos varios de ellos sinceramente), a sus trabajos, a hacer lana, a andar de enamorados, etc. pero no le entran  nada porque lo único revolucionario son las armas, lo demás es hacerle al cuento, según su visión.

Hay otros que llegan a participar esporádicamente en algún movimiento, pero no mantienen una militancia seria ni comprometida, de esa en la que se renuncia a todo, que es diaria y no de a ratos ni de fin de semana.

Y hay algunos que piensan que cada quien debe estar en la trinchera que le corresponde; ya que existen muchos caminos que conducen al socialismo, o dicho de otra manera, a la Democracia Popular. (Que es algo completamente distinto a la democracia liberal burguesa que vivimos y que además la vivimos de manera muy limitada).

La verdad es que estos camaradas no han comprendido que no existen muchos caminos para llegar a ese ideal, sino que solo hay uno, y que es, el Poder Popular. Y que este no se asalta, sino que se construye todos los días, paso a paso, consiguiendo cambios de conducta en la gente, los que derivarán exclusivamente del mejoramiento democrático de sus relaciones económicas cotidianas. Esto es debido a que existe una ley que rige la conducta humana y, que es, que la gente no vive como piensa, sino que piensa como vive.

Si la gente vive en medio de relaciones inicuas, su conducta será regularmente inicua. En cambio si vive en los marcos de relaciones diarias justas y humanitarias, su conducta es más probable, que será justa y humanitaria. (En la extinta URSS nunca hubo socialismo y mucho menos comunismo. Ahí se registró más bien el Capitalismo Monopolista de Estado ó, en última instancia, una sociedad pos capitalista en el mejor de los casos. ____Hay quien la califique como social-fascista____ Por eso cundió el alcoholismo masivo y los suicidios, la prueba está que hay quien sostiene que el primer lugar en actos suicidas del mundo lo tiene Letonia).

Así que no le hagan al cuento, todos los que añoran sus hazañas de guerrilleros y de violentos. Ya es tiempo que dejen de rendirle culto a la violencia y ahora se dediquen a trabajar en serio por la democracia, lo que consiste en construirla en lo económico, en lo social y en lo cultural desde abajo: fundando cooperativas, organizando la lucha por hospitales, exigiendo nuevos centros de enseñanza al alcance popular, reclamando mayores recursos a las universidades públicas, organizando al pueblo contra el poder judicial corrupto, creando la vigilancia popular organizada. etc. etc. etc.

Es momento pues, que muchos de esos supuestos “revolucionarios” dejen de hacerse patos, esperando que surja el Mesías con Carrilleras y Metralleta para seguirlo.

Lo mismo va para los que creen que con las elecciones se puede salvar a México. Ya que así como están equivocados los que le rinden culto a la guerra, lo están los que le rinden culto a las elecciones. Unos y otros están separados de la única solución que es: la construcción del Poder Popular.

Sin embargo, tener una actitud de rechazo total a la vía electoral, sería más que egoísta, sería cómoda e irresponsable.

Es por lo que debemos tomar una definición comprometida y sumarnos a esas jornadas cívicas, de manera crítica, sí,  pero también decidida y valiente.


1 comentario

Ni sobreestimar al pueblo ni subestimarlo. Es mejor pocos muchos que muchos nada

???????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

No debemos sobrestimar al pueblo y pensar que todos tienen un gran nivel de conciencia de su condición social, económica y política.

Es más, debemos reflexionar y darnos cuenta que históricamente los enemigos del pueblo se han valido de lo más atrasado del pueblo para aniquilar al pueblo.

¿O ya se nos olvidó que la conquista no la hicieron los españoles, sino los miles y miles de indígenas que apoyaron a un puño de peninsulares? ¿O van a decir que el ejército realista que aniquilo la tropa de Hidalgo en el puente de Calderón, eran españoles? ¿O van a negar que quien liquidó a los ejércitos campesinos de Villa y Zapata eran pobres también?

No compañeras y compañeros: Existe una gran cantidad de enajenados, a tal grado que si los enajenados flotaran no se vería el sol.

Y no crean que porque le regalan un periódico van a cambiar de opinión. Como todos pueden constatar lo tiran. Nosotros levantamos montones de ejemplares  de los tambos de basura. Y como ya se dijo, no se trata de ponerlo fuera de su alcance económico, sino que mediante una pequeña monedita, que no perjudique la compra de un poco de tortillas, lo puedan obtener.

Hemos visto como se niegan a cooperar con publicaciones de lucha. No son capaces de dar una miserable moneda, pero al rato de la misma casa salen a comprar dos Caguamas y cigarros lo que cuesta más de 60 pesos, pero un pesito no lo aportan para concientizarse.

Por otro lado debemos aceptar que la mayoría tiene pereza mental y no le gusta leer. Menos de 3 personas de cada 100 leen. Esto de acuerdo a una encuesta hecha por la Universidad de Colima.

La verdad es que debemos apoyarnos en lo más avanzado del pueblo y no en lo más atrasado. Y  organizar a esa porción, que de acuerdo a la apreciación que se hace  son más de 10 millones de compatriotas. Y no olvidar que 10 millones organizados son más que 120 millones dispersos y desorganizados.

Y el periódico debe tender a compactar a esos 10 millones en una sola pieza y no estar tocando la balalaika, pensando en que vamos a convencer a los otros 100 millones de enajenados.

10 millones de gente organizada y consciente, tienen influencia objetiva para movilizar a otros 3 (cada uno por lo menos). Lo que da un igual a 40 millones de mexicanas y mexicanos  en el trabajo solidario, en la calle, y en el campo de batalla cuando esto sea necesario. (Es más, con 5 es suficiente y sobra).armados de un  programa que ademas  de contener una propuesta de cómo organizar al pueblo debe contar con un programa que hable de como organizar la nueva nación que surja de ahí . Debe contar con un plan económico, de reformas legislativas, de salud, de comercio,etc.

Debemos hacer propuestas que estén vinculadas a nuestra problemática más sentida: empleo, salarios, salud, seguridad, ecología, educación y justicia.En nuestro caso es la guerra contra el hambre, la violencia, la inseguridad, la insalubridad, la ignorancia y la injusticia  lo que significa: comida, salud, educación, justicia y seguridad. Y con esa bandera hay que levantar al pueblo, de manera incluyente y no excluyente.Una insurrección debe contar con un plan bien definido, una dirección correcta y, sobre todo, un después de dicha insurrección, es decir, qué se va a hacer una vez que se haya liquidado a ese gobierno.El pueblo así, sin dirección, siempre será fácilmente manipulado por sus enemigos, los resultados están a la vista con Peña Nieto.
Una organización que cuente con un plan bien definido en sus documentos básicos. Que empiece por el ABC de la organización civil, de cómo salir a las colonias, a las fábricas, a las escuelas y a las comunidades. De cómo podemos edificar el Poder Popular. No de tomar el poder del estado ni de conquistarlo, sino de……………….     C O N S T R U I R ….. E L …  P O D E R   D E L   P U E B L O.